Patadas y candados anti-inmigrantes

Por en Deportes 10/13/11 6:47pm

 

Como en cualquier telenovela, los buenos necesitan de los malos para brillar más. En el negocio de la lucha libre no es diferente.

Lucha Libre USA, una compañía que promueve funciones al estilo de lucha libre mexicana alrededor de los Estados Unidos con transmisiones por MTV2 y MTV Tr3s y con una base de aficionados netamente latina, tiene en sus filas al controversial luchador RJ Brewer, conocido por sus principios anti-inmigrantes, así como su fuerte apoyo a la ley de Arizona, la SB 1070.

RJ Brewer es en realidad John Stagikas, un luchador con mucha experiencia en esta disciplina y que en su papel de RJ Brewer hace hasta lo imposible para ganarse la antipatía de los latinos.

Originario de Phoenix, Arizona, el personaje RJ Brewer es hijo de la polémica gobernadora de ese estado, Jan Brewer, y como buen hijo, apoya los principios y valores de su madre. Además dona con mucho entusiasmo gran parte de su tiempo ayudando a la Patrulla Fronteriza, junto a “Visa”, su perro pitbull.

“Desde la primera vez que fue presentado al público, mucha gente lo detesta”, indicó el CEO de Lucha Libre USA, Steve Ship, quien explicó que la creación de RJ Brewer fue una táctica para que la gente se identifique con un tema social muy conocido.

Lucha Libre USA es de las compañías más fieles en mantener la esencia de la lucha libre mexicana y es conocida porque varios luchadores mexicanos aún conservan sus máscaras, algo fundamental para la identidad de un peleador mexicano. El estilo de Lucha Libre USA es más acrobático a diferencia de la lucha libre americana como World Wresteling Entertainment (WWE). El ring tiene seis lados, a diferencia del tradicional cuadrilátero utilizado en funciones de lucha americanas.

“Lucha Libre USA introduce el estilo mexicano de la lucha libre al público estadounidense y creemos que este personaje toca un tema [social] importante y la lucha libre refleja esta parte de nuestra cultura”, señaló Ship a HOY.

Fiel a sus principios, RJ Brewer no usa máscara y prefiere pelear en cuadriláteros y no rings de seis lados. Para Brewer, el usar máscara no es una forma pura de pelear y no es algo digno de la lucha libre americana, por lo que detesta las máscaras. RJ Brewer tampoco está de acuerdo con el estilo acrobático que utilizan la mayoría de los luchadores y prefiere la fuerza y velocidad.

“No me gusta ser odiado y no es lo más fácil del mundo”, reconoce RJ Brewer, quien cree que los luchadores mexicanos que llegan a Lucha Libre USA le están quitando los trabajos a los luchadores americanos.

“Mi meta es ser campeón y una vez que esté en la cima de la montaña, haré que se prohíban las máscaras y que se cambien algunas reglas. Cambiaré el rostro de la compañía una vez que sea campeón”, agregó el luchador a HOY.

Tanto es el odio que recibe por parte de algunos aficionados que ya RJ Brewer no se presenta a las sesiones de autógrafos por el temor a que algunos aficionados tomen represalias contra él.

“Tratamos de que los aficionados tengan mucha interacción con los luchadores, desde autógrafos hasta fotos. RJ Brewer obviamente que tiene mucha seguridad con él y no lo utilizamos en la sesión en las que conoce a los aficionados, sería muy peligroso para él. Tiene mucha seguridad tanto dentro como fuera del escenario”, señaló Ship.

Durante la primera temporada de Lucha Libre USA y con la ayuda de su mamá, RJ Brewer logró prohibir los rings de seis lados para algunas funciones. En una de las funciones también llegó su hermanita, una rubia escultural que también dio a conocer sus sentimientos anti-inmigrantes en el show.

“RJ es muy apasionado de sus principios. Él no ve las cosas grises, él ve las cosas en blanco o negro y hace todo lo posible para que las leyes sean respetadas”, explicó el CEO de la compañía.

Pero no todos están en contra de RJ Brewer, pues inclusive ya tiene un grupo de luchadores que se le han unido a su forma de ver el deporte, como Petey Williams y Jon Rekon, al grupo le llaman La Derecha.

 Sin embargo, para algunos aficionados como Maggie Flores, de Albuquerque, Nuevo México, el circo que hace RJ Brewer durante las luchas no le cae mucho en gracia, especialmente por el bien del deporte.

“Si he visto lo que ha hecho RJ Brewer y no me gusta. No me gustan las cosas que dividen a la gente, especialmente cuando se mete en temas anti-inmigrantes”, dijo Flores, quien no se pierde ninguna función en vivo de Lucha Libre USA.

Maggie va junto a su sobrino Richard, de 19 años, a las funciones en el Hard Rock Hotel & Casino de Albuquerque y está enamorada del deporte, aunque no de las artimañas que utiliza RJ Brewer.

“Siempre lo abuchean y no creo que sea algo bueno. Creo que la mayoría que va a ver las peleas van para ver la acción, no para escucharlos”, indicó Flores, una empleada de servicio al cliente de Southwest.

“La gente paga para verlos pelear, no para escucharlos hablar”, agregó. “La razón por la que me gusta este tipo de lucha es porque se parece a la lucha libre de antes, de acción y no tanto hablar”.

Lo más auténtico

A pesar de que RJ Brewer es uno de los personajes más anti-inmigrantes en el deporte, Lucha Libre USA es una de las más amigables al público latino, especialmente para el mexicano. En sus filas tienen luchadores populares en el país vecino del sur como Súper Nova, Octagoncito, Mini Parka, Mascarita Dorada, Tinieblas Jr, Lizmark Jr. y Pequeño Halloween. Los luchadores son divididos en rudos y técnicos, en los que destaca RJ Brewer en el lado de los rudos. Además tienen luchadoras muy atractivas como Rebecca Reyes y Tigresa Caliente.

El tapatío Súper Nova es uno de estos protagonistas en estas funciones grabadas en el Hard Rock Hotel & Casino de Albuquerque, Nuevo México, con capacidad para 3 mil personas y que se transmite a las 10 a.m. por MTV2.

“Lo que más me llamó la atención al llegar a esta empresa fue de que había un elenco de luchadores mexicanos y que se mantenía el concepto de acrobacias”, expresó Súper Nova.

A diferencia de la Lucha Libre en México, en Estados Unidos muchos luchadores mexicanos que quieren hacer la transición tienen que sacrificar la máscara, pues compañías como WWE prefieren que su afición vea el rostro de sus personajes.

“Acá en México es toda una tradición de portar máscara”, agregó Súper Nova, quien quiere coronarse campeón este año en la nueva temporada de Lucha Libre USA.

Los productores están muy orgullosos del producto, ya que está en alta definición y es transmitido internacionalmente. Además, la compañía ya ha producido figurines de los luchadores, los cuales se han convertido en los favoritos de los aficionados. El programa Masked Warriors está dirigido a una audiencia entre los 12 a 34 años de edad.

“La lucha libre es una telenovela de acción”, dijo el CEO de la compañía.