Le rinden tributo al ‘Más Grande’, Muhammad Ali (FOTOS)

Por en Deportes 01/17/12 2:20 PM

Ellos lo enfrentaron arriba del ring y reconocen su grandeza. La mayoría coincide en que sigue siendo “The Greatest (El Más Grande)”, aunque alguno cuestiona que Muhammad Ali sea el mejor en la historia del boxeo.

Ali, quien celebra este martes su cumpleaños 70 en su natal Louisville, en Kentucky, tuvo 61 peleas como profesional, 37 las ganó por nocaut y perdió sólo cinco: ante Joe Frazier (1971), Ken Norton (1973), Leon Spinks (1978), Larry Holmes (1980) y Trevor Berbick (1981), su último pleito.

Debilitado por la enfermedad, la leyenda de Ali sigue apegada a la frase con que él mismo se definió una vez: “vuelo como una mariposa y pico como una abeja”.

El ex boxeador va a celebrar su 70  aniversario con su familia y amigos el sábado en Louisville, Kentucky, con una cena de gala en su honor ofrecida por el Centro Cultural Mohamed Alí, un museo dedicado a su vida y carrera.

En el recuerdo de los amantes del pugilismo, Alí no ha envejecido ni un día. Sigue siendo “el más grande” boxeador de todos los tiempos, tres veces campeón del mundo de los pesos pesados y campeón olímpico semicompleto de Roma-1960.

El diario Reforma habló con cuatro peleadores que enfrentaron al nacido como Cassius Marcellus Clay Jr., quien tras su victoria contra Sonny Liston en 1964 se convirtió al Islam para adoptar su actual nombre.

George Foreman, noqueado por Ali en octubre de 1974 en la función llamada “Rumble in the Jungle” en Zaire, consideró que no hay alguien como Muhammad arriba y abajo del ring.

“Muhammad Ali fue un profeta en su época, un héroe. Una persona con la que siempre he tenido una gran relación. Un revolucionario para su tiempo, en todos sentidos, políticamente, en religión, en lo que hizo deportivamente”, puntualizó.

Norton, quien le fracturó la mandíbula a Ali en la primera de tres peleas que sostuvieron, reconoció la bondad de su rival.

“Ali era muy fuerte, tenía un repertorio de golpes, te daba en todas partes del cuerpo. Un grande del boxeo”, dijo Norton. “Fue uno de los primeros que me fue a ver al hospital tras mi accidente (automovilístico de 1986, donde casi pierde la vida)”.

“Por lo que hizo a lo largo de su carrera sí es el mejor, un peleador muy completo. Muy hablador, pero gran boxeador”, dijo Spinks.

Holmes, quien le puso su mayor golpiza, tiene en la cima a Ali, pues hubo amistad, pero cree que hay otros mejores.

“Muhammad siempre ha dicho que es el más grande, y yo no estoy tan de acuerdo con eso. Creo que han existido grandes, como Sugar Ray Robinson o Jack Johnson (el primer afroamericano campeón de peso Completo) y él (Ali)”, añadió.

Esta opinión de Holmes quizá no esté desubicada. En 2002, la revista “The Ring”, la Biblia del boxeo, reveló una lista de los mejores 80 boxeadores de la historia. Ali apareció en la tercera posición, detrás de Robinson y Henry Armstrong.

El propio Ali, quien hoy no puede ya articular palabra por el Mal de Parkinson, describió algún día a Robinson como: “el Rey, el Maestro, mi ídolo”.

Odiado y amado

Odiado o idolatrado, pero al final todos querían ver las peleas de Muhammad Ali.

Ali, considerado el mejor boxeador de la historia y quien contó varias veces que desde pequeño sintió el rechazo de la raza blanca, fue quien orquestó su fama. Nunca tuvo un publirrelacionista que le dijera qué decir o cómo armar el “show”, con todo y que tenía al lado al promotor Don King.

Frases amenazadoras, hirientes, con tintes raciales, incluso con sobredosis de arrogancia llevaron a la fama a Ali junto a su excelencia boxística, algo que le costó muchas enemistades, una muy particular con Joe Frazier, quien incluso se la llevó hasta la muerte.

Muhammad siempre fue noticia arriba y abajo del ring. Por ejemplo, en 1967, con 25 años de edad, se negó a ser reclutado por el ejército de los Estados Unidos para ir a la Guerra de Vietnam, lo que le hizo perder su licencia para boxear.

“Nunca pensé que el día que le dije gorila a Frazier le iba a causar tanto daño. Lo único que yo quería era vender entradas”, dijo en una ocasión Ali, refiriéndose a las declaraciones que hizo previo al tercer combate con Joe en Filipinas, en octubre de 1975.

Frazier, quien falleció en noviembre víctima de un cáncer fulminante, expuso en el documental “Thriller in Manila” de 2009 que sus golpes desataron el Mal de Parkinson a Ali. Incluso, reveló que nunca Ali le pidió perdón de frente.

“Puedo hablar, puedo caminar, yo estoy vivo”, dijo Frazier en tono irónico. “Estoy orgulloso de que puedan ver el daño que le hice a ese hombre en la mente y el cuerpo. Que lo vean”.

Al final, Ali acudió al funeral de Frazier.



  • JESUS OVALLE JUAREZ

    Definitivamente Alí fue uno de los grandes lo único malo en él fue el menospreciar siempre a sus contrincantes en cambio Joe Louis todo un caballero como Sugar Ray Robinson de lo mejor a nivel mundial y de todos los tiempos.