Las tremendas imágenes de la muerte de Piermario Morosini sobre el terreno de juego en partido del Calcio

Por en Deportes 04/14/12 12:59 PM

El centrocampista italiano del Livorno Piermario Morosini, de 25 años, falleció el sábado tras desplomarse por una crisis cardíaca en pleno partido de la Segunda División (Serie B) de la Liga de Italia.

Según informaron fuentes hospitalarias, el jugador falleció en el Hospital Civil Santo Spirito de la ciudad de Pescara, adonde había sido trasladado en ambulancia.

El futbolista sufrió un repentino malestar en el minuto 31 del partido que disputaban el Pescara y el Livorno cuando se encontraba lejos del balón y cayó al césped cerca del área de su equipo.

Inmediatamente tuvo que ser socorrido por los servicios sanitarios presentes en el Estadio Adriático de Pescara, que le practicaron un masaje cardíaco con un desfibrilador y posteriormente lo trasladaron en ambulancia al hospital en paro cardíaco.

Una vez en el servicio de urgencias del centro hospitalario de Pescara se le puso bajo coma farmacológico para aplicarle un estimulador externo, pero el jugador no pudo superar la crisis y falleció pocos minutos después.

El incidente provocó un gran impacto entre los compañeros de equipo del centrocampista y obligó a suspender definitivamente el encuentro entre el Pescara y el Livorno, que marchaba en el momento de la interrupción con una ventaja de 2 goles a 0 a favor de los visitantes.

“Morosini se desplomó, intentó volver a levantarse, pero volvió a caer. Nuestro masajista se dio cuenta del drama”, dijo el consejero delegado del Pescara, Danilo Iannascoli, en declaraciones a la plataforma de televisión por satélite italiana Sky.

El dirigente del equipo local explicó además que la ambulancia tardo unos minutos en entrar hasta la pista de atletismo que bordea el terreno de juego porque la entrada estaba siendo obstruida por un coche.

Morosini, quien participó con la selección italiana sub21 en el Campeonato Europeo de Suecia en 2009, llegó para jugar en el Livorno este año gracias a una cesión por parte del Udinese, club de la Primera División (Serie A) de la Liga italiana.

Morisini no el único en morir repentinamente sobre un terreno de juego, ya que desgraciadamente la lista es demasiada larga en estos casos.