La globalización del fútbol

El Manchester City, donde juegan estrellas como el argentino Carlos Tévez (izq.) y el español David Silva (der.), está pensando en poner una cancha de fútbol en el barrio de Chicago de Logan Square. GETTY-MICHAEL REGAN

Un par de décadas atrás los niños de Guadalajara eran aficionados de las Chivas, los Tecos o el Atlas y soñaban con jugar en esos clubes como profesionales. El que nacía en Cali, Colombia, sólo quería jugar un día en el América o el Deportivo Cali, los dos clubes de esa ciudad. Y algo parecido ocurría en todas partes del mundo.

Pero el mundo ha cambiado completamente en los últimos años. Hoy hay tantos aficionados del Real Madrid o el Barcelona como en cualquier ciudad de España. Y cualquier pequeño que corre detrás de una pelota en estas tierras sueña con usar algún día la camiseta de Messi o Cristiano Ronaldo.

Son otros tiempos, claro está. Selecciones nacionales, como la de Samoa Americana en Oceanía, piden jugadores por Internet. Clubes internacionales buscan jugadores por YouTube. Futuras estrellas ven a los mejores futbolistas del mundo cada semana por Dish Network, Comcast o Direct TV.

El fútbol de hoy está tan globalizado como el resto del mundo.

Por eso no sorprenden los éxodos de jugadores y clubes por todo el planeta. Sidney Paris, un talentoso zurdo de Chicago de sólo 10 años, practicó durante este verano con el Real Madrid. Bryce Blevins, otro zurdo local de 11 años, estuvo el año pasado con el Milan de Italia, luego jugó con el Aston Villa de Inglaterra y en los próximos meses espera mostrarse ante el Santos de Brasil.

Al mismo tiempo, clubes europeos llegan a estas tierras en busca de talentos locales. El Dinamo Zagreb de Croacia ya se llevó un muchachito de Nueva York y unos días atrás realizó pruebas en Chicago para buscar jugadores en el Medio Oeste americano. El Manchester City ha tenido plácticas con el concejal Proco Joe Moreno en nuestra ciudad para instalar una cancha de fútbol en Logan Square, con el objeto de expandir su marca entre los hispanos de Estados Unidos.

La cuestión no acaba allí. El Chicago Magic, uno de los clubes locales de alta competencia, ha estado enviando jugadores a México con regularidad y el año pasado firmó un acuerdo con el Paris Saint Germain de Francia. Otros muchachitos del Real Morelos, otro club de Chicago, estuvieron este verano en Escocia, Inglaterra y varios clubes de México. Bryan Noval, otro joven local que en el pasado jugó para los Sockers, está buscando una plaza como profesional con el Katowice de Polonia y el año pasado pasó un tiempo entrenando con el Gomel, un club de Bielorrusia, en su pretemporada en Croacia.

El fútbol de hoy ya no tiene fronteras y está abierto al talento internacional. Y en cualquier momento algún muchachito de Cicero va a aparecer junto al ‘Chicharito’ en la Premier League.


El autor

Alejandro Yanún es contribuidor Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.