Las mejores fotos de la derrota de los Bulls ante los Hornets

Por en Deportes 11/3/12 10:31 PM

Los Chicago Bulls (2-1) perdieron su primer partido de la temporada al caer derrotados 82-89 en su propio estadio del United Center ante los New Orleans Hornets (2-1).

Los Bulls, que buscaban su tercera victoria consecutiva para firma el mejor arranque de temporada en los últimos 16 años, jugaron un mal partido lanzando a canasta, donde se quedaron con un 33% de acierto por un 42.7% de  los Hornets.

De los titulares de los Bulls tan sólo se salvaron de la quema Luol Deng, líder en puntos con 19 tantos y 8 rebotes, y el  pívot Joakim Noah, líder en rebotes que terminó con un doble-doble de 11 puntos y 11 rebotes. Mientras que los bases Richard Hamilton y Kirk Hinrich, así como el ala-pívot Carlos Boozer tuvieron una noche malísima lanzando a canasta.

Hamilton terminó con 4 puntos (2-10), Hinrich con 2 (1-8) y Boozer con 4 (1-8). Quedánse todos ellos sin jugar un solo  minuto durante todo el último cuarto.

El entrenador de los Bulls, Tom Thibodeau, intentó levantar el equipo tirando del banquillo y sustituyendo a los tres por los bases Marco Belinelli y Nate Robinson y ala-pívot Taj Gibson, y aunque en un principio mejoró el equipo y llegó incluso a remontar y ponerse arriba por siete puntos (44-37) en el segundo cuarto, dos triples seguidos del base venezolano de los Hornets, Greivis Vásquez en el cierre del segundo cuarto, lideró la remontada del equipo visitante que certificó en la segunda mitad.

Por los Hornets, Vásquez fue el verdugo y máximo anotador de su equipo con 18 puntos, mientras que el pívot Robin López sumó 16 puntos y el alero Ryan Anderson un doble-doble con 12 puntos y 13 rebotes.

Los Bulls desaprovecharon una buena oportunidad de haber sumado su tercera victoria al hilo ya que los Hornets contaban con la baja del ala-pívot Antony Davis, número uno del pasado draft, quien sufrió un golpe en la cabeza en el partido anterior y fue baja. Aunque claro,  los Bulls tampoco contaron con su jugador estrella, Derrick Rose, quien esta noche sí se echó mucho de menos.