Vladimir Klitschko sigue intratable en los pesos pesados

Por en Boxeo 11/11/12 11:52am
El ucraniano campeón mundial de los pesados, Vladimir Klitschko (der.), castiga al retador polaco Mariusz Wach durante la pelea de este sábado 10 de noviembre en Hamburgo. GETTY-PATRIK STOLLARZ

El ucraniano Vladimir Klitschko conservó sus títulos de los pesos pesados de la Asociación Mundial (AMB),  Federación Internacional (FIB) y Organización Mundial de Boxeo (OMB), tras ganar este sábado a los puntos al polaco Mariusz Wach en Hamburgo, Alemania.

La puntuación de los jueces fue incontestable: 120-107 los dos primeros y 119-109 el tercero, todos ellos en favor del vigente campeón.

A sus 36 años, Vladimir Klitschko firmó su 59ª victoria, en un balance personal en el que también cuenta con tres derrotas. Se mantiene invicto desde abril de 2004.

Por su parte, Mariusz Wach, de 32 años, sufrió su primera derrota tras encadenar una racha de 27 victorias, 15 de ellas antes del final.

El combate fue especial para el pequeño de los hermanos ucranianos que dominan el boxeo mundial porque en la esquina no estará Emanuel Steward, su mentor durante nueve años, que falleció a finales de octubre.

El ‘Vikingo’ Wach, con un aspecto similar al mítico Ivan Drago (el gigante ruso rival de Rocky en la cuarta película del boxeador estadounidense), consiguió aguantar hasta el final de la pelea, pero no pudo cumplir con su objetivo de destronar al vigente campeón.

El actor que interpretó precisamente a Rocky Balboa, Sylvester Stallone, estuvo presente en Hamburgo para presenciar el combate.

“Es genial que esté aquí Rocky, gracias por tu apoyo”, le dijo Klitschko. “Él (Wach) es realmente un vikingo. Ha recibido golpes, pero ha continuado ahí, luchando, así que todo mi respeto”, añadió sobre su adversario, un ‘gigante’ de 2,02 metros que le supera en peso (113,8 kg contra 112 kg).

Sobre su mentor Steward, el ucraniano dijo que por supuesto que lo recordaba.

“Después de mi última pelea, en julio, todos le cantamos el +Cumpleaños Felix+ a Emanuel, pero ahora se ha ido. Quiero dedicárselo. Era un gran hombre y nunca lo olvidaré”, dijo.

Su rival, Wach, admitió que había vivido una noche muy dura y se mostró también muy respetuoso con su rival.

“Fue el combate más duro de mi vida, es un boxeador muy duro. Fue la pelea más importante de mi vida y sólo puedo pedir perdón porque no pude ganar”, apuntó, tras recibir una lluvia de golpes de Klitschko, por lo que se esperaba el resultado si el combate llegaba a la decisión de los jueces.