Los Chicago Bulls regresan vivos a casa tras la gira

Por en Basquetbol 11/25/12 9:03am
El pívot de los Bulls,Joakim Noah (der.), es felicitado por el base Kirk Hinrich tras una canasta durante el partido ante los Milwaukee Bucks. Jeff Hanisch-US PRESSWIRE.

Los Chicago Bulls (6-6) cerraron en Milwaukee el pasado sábado su gira de cinco partido partidos igual que la empezaron: ganando. Aunque el verdadero problema estuvo en medio, donde por primera vez en los tres años que lleva Tom Thibodeau como técnico del equipo se perdieron tres partidos consecutivos.

Los Bulls vuelven a Chicago con un balance perdedor de 2-3, dejando muchas dudas en todos los sentidos, sobre todo en su capacidad defensiva que parece haber disminuido y en la intensidad de su banquillo. Aunque al menos regresan vivos con marca de 6-6 que les mantiene en la segunda posición de la División Central de la Conferencia Este a medio juego de los Milwaukee Bucks (6-5), sus víctimas del sábado y su rival de este lunes en el United Center.

La importante victoria del sábado por 93-86 sobre los Bucks hizo olvidar en parte los descalabros previos ante Clippers, Blazers y Rockets. Pero sobre todo paró la caída líbre en la que había entrado el equipo justo a tiempo para tomar aire, quedarse con marca de .500 y con el  liderato de la División y los puestos de playoffs a tiro en su vuelta a casa.

Carlos Boozer con un espectacular doble-doble de 22 puntos y 19 rebotes y Richard Hamilton con 22 puntos (su máximo esta temporada), fueron los grandes anotadores de los Bulls en Milwaukee.

Aunque ‘Rip’ Hamilton sigue defraudando como base anotador ya que sólo anotó 6-18 en canastas y perdió 6 balonces. Eso sí, en los tiros libres estuvo impecable con 10 de 10. Pero en los momentos claves finales estuvo muy impreciso y de sus 22 puntos, 18 fueron en la primera mitad.

Lo más significativo es que ambos jugadores estuvieron jugando muchos minutos del último cuarto de este partido muy cerrado hasta el final, algo que no suele ser habitual por sus debilidades defensivas.

“Es agradable estar jugando y ayudando al equipo a ganar”, dijo Hamilton. “Era un partido que teníamos que ganar”.

Aunque Boozer no jugó los últimos minutos al ser sustituido por Taj Gibson.

“Yo sólo voy con la corriente”, dijo Boozer sobre su sustitución. “Eso es decisión del técnico”.

Esta victoria era la novena consecutiva de los Bulls sobre los Bucks, y la quinta al hilo en el Bradley Center. Este lunes ambos equipos vuelven a verse la cara en el United Center de Chicago, en partido revancha y con el liderato divisional en juego.