‘Dinamita’ Márquez se mete en la élite del boxeo mexicano

Por en Boxeo 12/11/12 10:22am
Juan Manuel Márquez celebra tras noquear a Manny Pacquiao el pasado sábado 8 de diciembre en Las Vegas. Chris Farina - Top Rank

Tras fulminar al filipino Manny Pacquiao, Juan Manuel Márquez se ganó un lugar en la lista de los mejores boxeadores mexicanos de la historia.

El llamado ‘Dinamita’ dio un gran brinco con el devastador nocaut que le propinó el sábado al ‘Pacman’ en Las Vegas.

Expertos en este deporte han señalado que los tres grandes de la historia de México son Julio César Chávez, Raúl ‘Púas’ Olivares y Salvador Sánchez, seguidos por grandes campeones como Érik ‘Terrible’ Morales, Marco Antonio Barrera y Ricardo ‘Finito” López, claro, sin quitarle mérito a dos naturalizados mexicanos, el cubano José ‘Mantequilla’ Nápoles y Óscar de la Hoya.

Lo cierto es que, con la forma cómo ganó ‘Dinamita’, bien puede aparecer a la mitad de ambos grupos.

Pelear con casi 40 años de edad y a ese nivel le da más méritos al mexicano, además de que sus éxitos deportivos los ha logrado en los últimos cinco años, venciendo a Barrera, al cubano Joel Casamayor, derrotando en dos ocasiones al estadounidense Juan Díaz, enfrentando en ese lapso dos veces a Pacquiao y hasta terminando de pie contra el todavía invicto Floyd Mayweather Jr.

Hace 5 años, ESPN reveló una lista con los 50 boxeadores de la historia. El mexicano más alto era Chávez, en el sitio 24. También estaban el ‘Púas’, Barrera y Morales, además del ‘Golden Boy’ y Nápoles.

La revista “The Ring”, la más especializada del boxeo, colocaba a Márquez como el sexto mejor libra por libra, mientras que el ranking de ESPN lo tenía como el quinto más destacado del momento.

El portal de estadísticas boxrec.com ya coloca a Márquez ahora como el segundo mejor libra por libra, sólo abajo de Mayweather Jr.

Ver en la lona al rival de su pupilo le produjo sentimientos encontrados al preparador de Márquez, Ignacio Beristáin, quien reveló que incluso le dio temor ver a Pacquiao tendido en la lona.

“Me dio un poco de tristeza, pero más de miedo porque no se movía, estaba lastimado, porque su cara pego en la lona”, dijo el experimentado entrenador de Juan Manuel Márquez.

Pero Beristáin no puede ocultar que quería ver derribado al filipino, quien en las tres pasadas peleas había mandado a Márquez a la lona en cuatro ocasiones.

Del futuro, Don Nacho dijo que sabe que quieren ponerle a Juan Manuel al joven Brandon Ríos.

“Le voy a decir que lo piense bien, de qué hará en 2013. Sé que le quieren poner a un peleador bastante difícil, pero medio pendejo (…). Y vamos a ver, eso sí, les vamos a pedir mucha lana, le vamos a pedir las nalgas a Bob Arum”, dijo.

Por su parte Márquez suspira una y otra vez. No sabe qué vendrá. Confiesa que sí contempla retirarse en este momento, que considera el más alto en su carrera profesional de casi 20 años, aunque tampoco descarta una quinta pelea con Pacquiao, de quien admite hizo sentirse muy mal al mexicano al verlo tendido en la lona.

‘Dinamita’ también noqueó casinos

El derechazo de Márquez que fulminó a Pacquiao noqueó también a más de un casino en Las Vegas.

Quienes apostaron a que el mexicano mandaba a dormir al filipino en el sexto asalto se llevaron 22 veces más de la cifra que arriesgaron, como en el Hotel MGM Grand, casino sede del cuarto pleito entre Márquez y Pacquiao.

Por ejemplo, a quienes le jugaron 100 dólares a Márquez en ese asalto les regresaron de ganancia 2 mil 200 billetes verdes.

Y quienes apostaron sólo a Márquez por nocaut, sin importar el asalto, les pagaron casi 5 a 1.

“Hubo muchos mexicanos que vinieron a cobrar, y algunos hasta le habían metido mil o dos mil dólares al nocaut.

“El mayor porcentaje de mexicanos le metieron a Márquez por nocaut, pero sin round, eso les pagó menos, pero hubo quiénes sí le atinaron”, reveló Stephen, quien trabaja en el sportbook desde hace 10 años.

En noviembre de 2011, para la tercera pelea entre ambos púgiles, los casinos llegaron a pagar hasta 10.5 a 1 si Márquez ganaba el combate. En el caso de nocaut, los momios estaban 32 a 1 si el mexicano se imponía en el sexto asalto, algo que sucedió un año después.