Donaire destroza y manda al retiro al 'Travieso' Arce en tres asaltos

Nonito Donaire (der.) festeja tras noquear a Jorge Arce en tres asaltos este sábado en el Toyota Center de Houston. Chris Farina - Top Rank

El púgil filipino Nonito Donaire demostró este sábado que es uno de los mejores peleadores libra por libra del momento al aniquilar y mandar al retiro al mexicano Jorge ‘El Travieso’ Arce tras derrotarlo en tres asaltos por la vía del nocáut técnico para retener su corona mundial de peso supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).
En la pelea realizada en el “Toyota Center” de Houston (Texas), Donaire mandó a la lona a Arce, en dos ocasiones en el segundo asalto, y repitió la dosis en el tercero cuando el cronometro marcaba 2:59 minutos, y el árbitro del combate, el estadounidense Lawrence Cole, decidió detener la pelea para evitar un mayor castigo al púgil mexicano.

Donaire mejoró su marca a 31-1, con 20 nocáuts, esta vez consiguiendo un espectacular fuera de combate contra Arce, que era apoyado por la mayoría de los 7.250 asistentes que acudieron a presenciar la pelea.

Aunque en el primer asalto fue de reconocimiento mutuo y ambos peleadores trataron de estudiar al enemigo, en la segunda vuelta Donaire decidió controlar las acciones a base de velocidad y poder de puños.

En el segundo asalto de la pelea pactada a 12, el filipino conectó un potente derechazo para mandar al mexicano a la lona.

Luego de que Arce se recuperó, Donaire trató de cambiar la estrategia de la pelea y la hizo más lenta.

Para la tercera vuelta el filipino salió nuevamente con la misma velocidad y poder que un episodio anterior y castigando a dos manos al mexicano, le conectó esta vez un gancho de izquierda, con el que volvió a enviar a Arce a la lona.

El árbitro inició la cuenta de protección, pero luego decidió detener la pelea para evitarle un mayor castigo a Arce y porque éste se veía en desventaja ante los puños de Donaire.

Arce, que vio caer su marca a 61-7-2, con 46 nocáuts, pretendía imponer su mayor experiencia a la velocidad de Donaire, pero el filipino, además, se presentó con un poder de puños demoledor.

El mexicano, de 33 años de edad, trataba de recuperar el campeonato mundial supergallo OMB ante Donaire, pero se quedó lejos de su intento.

“Sí, creo que terminé, me retiro, lo hago por mis hijos. Tengo una familia que cuidar y se los prometí, que si perdía me iba y soy un caballero, cumplo mi palabra. Perdí con el mejor, lo felicito”, dijo el mochiteco, quien se va con 27 peleas de título mundial. Sólo superado en México por Julio César Chávez.

Esta fue la victoria número 30 en fila del filipino estrella, mientras que Arce venía de una cadena de nueve triunfos desde el 2009, cuando fue derrotado por el sudafricano Simphiwe Nogqayi, un revés que después vengó en el 2011.

“A pesar de la pelea, Arce y yo somo buenos amigos y sencillamente esto es nuestro trabajo, nos preparamos mucho y respeto mucho a México y sus boxeadores”, señaló Donaire después del combate.

Donaire no ha perdido desde el 2001, cuando cayó en su segunda pelea profesional.

Arce, con 16 años de experiencia en el boxeo profesional, quería sumar a su cuenta personal un sexto cinturón mundial en diferentes divisiones.

Aunque el mexicano ha acumulado experiencia luego de haber enfrentado a lo mejor de las categorías minimosca, mosca, supermosca, gallo y supergallo, como a Juanito Rubillar, Rosendo Álvarez, Adonis Rivas, Vic Darchinyan y, Wilfredo Vázquez Jr. no pudo con el filipino.

Donaire sumó a Arce en su lista de victorias sobre peleadores mexicanos, después de haber superado a Fernando “Cochulito” Montiel, Hernán “Tyson” Márquez, Manuel “Chango” Vargas y Luis “Tití” Maldonado, entre otros, hasta sumar 13 victorias sobre boxeadores aztecas.

-Con servicios de Agencias


El autor

Jose Luis Sanchez Pando es el editor de deportes Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.