Un gol de Guerrero permite a Corinthians devolver el Mundial de Clubes a Sudamérica

Los jugadores del Corinthians festejan la conquista del Mundial de Clubes tras derrotar al Chelsea. GETTY-Lintao Zhang

Corinthians logró su segundo título del Mundial de Clubes, igualando al Barcelona, tras derrotar al Chelsea (1-0), este domingo en Yokohama, con un gol del peruano Paolo Guerrero, que devuelve la corona a Sudamérica, que no la ganaba desde 2006.

Guerrero, que ya había marcado el tanto de la victoria del Corinthians en semifinales contra el equipo egipcio Al Ahly, anotó de cabeza en el minuto 69, convirtiéndose de esta manera en el héroe del equipo brasileño, en esta segunda conquista, tras la lograda en la primera edición del Mundial de Clubes, en 2000.

Paulinho intentó una jugada en el área, llegando el balón a Danilo, cuyo remate, tras dar en la pierna de un defensa del Chelsea, se elevó cerca de la portería de Peter Cech y allí apareció Guerrero para anotar el tanto del triunfo.

“Soñé con ganar el título y hacer el gol”, afirmó Guerrero tras el partido, quien tuvo una lesión muscular en su pierna derecha el pasado 2 de diciembre, de la que se preveía una recuperación de entre 15 y 20 días, que le dejaba fuera del Mundial, y pudo recuperarse y jugar el torneo.

Corinthians había hecho méritos para haber marcado antes frente a un Chelsea que se vio superado por la velocidad del equipo brasileño.

La apuesta del técnico de Corinthians, Tite, de poner en el centro del campo en el equipo de inicio a Jorge Henrique, en lugar de Douglas, buscando más velocidad y frenar a Eden Hazard, le dio resultado ya que el equipo brasileño sorprendió al campeón europeo con jugadas rápidas.

“Este título es una retribución a todos los aficionados corinthianos por todo el cariño que nos dieron. Tanto a los que estuvieron aquí como los que no estuvieron físicamente, pero si de alma y espíritu. El equipo es muy merecedor del título por el juego que presentó”, afirmó Tite.

Aunque el Chelsea tuvo una gran ocasión en el minuto 8, con un remate del defensa Gary Cahill, que tras golpear en una pierna del portero Cassio Ramos, se paseó por la línea de gol, Corinthians tuvo más ocasiones en el primer tiempo.

“No nos sorprendió el Corinthians porque los habíamos visto antes. Tienen mucha calidad. Sabíamos que tendríamos ocasiones, pero teníamos que aprovecharlas”, se lamentó el técnico del Chelsea, el español Rafa Benítez.

Ese remate de Cahill podría haber dado lugar a la primera jugada dudosa cerca de la línea de gol, en torneo en que se está utilizando la tecnología por primera vez, pero el balón quedó a varios centímetros de la raya.

A partir de ahí, Corinthians, alentado por los 20.000 seguidores brasileños que han viajado a Japón, sorprendió con rápidos ataques al campeón europeo, que no sabía como frenar a su rival.

Igual que en el primer tiempo, Chelsea tuvo la primera ocasión en el segundo, cuando Juan Mata habilitó al belga Eden Hazard, pero Cassio tapó bien su portería cuando remató en belga (52). Esa parada selló un partido completo del portero que fue declarado mejor jugador del torneo y se llevó el Balón de Oro.

Cassio, que no recibió ningún gol en los dos partidos disputados en el Mundial, con las victorias de su equipo por 1-0 ante los egipcios de Al Ahly en semifinales y contra Chelsea por el mismo resultado, quedó delante del brasileño del Chelsea, David Luiz, Balón de Plata.

El delantero peruano del Corinthians, Paolo Guerrero, autor del los dos tantos de su equipo en el torneo, quedó en tercer lugar y ganó el Balón de Bronce.

Además del Balón de Oro, Cassio ganó un automóvil de la marca japonesa patrocinadora del Mundial de Clubes.

“El triunfo no fue un mérito personal, sino una labor de conjunto”, dijo Cassio. “La mayor virtud del Corinthians fue jugar como equipo”, insistió el portero.

Al final llegaría el gol de Guerrero, que permite a Sudamérica lograr su cuarto título en nueve ediciones, después de cinco triunfos seguidos europeos.

En el descuento, el Chelsea anotó un gol con un cabezazo de Fernando Torres, anulado por fuera de juego, después de que en el minuto 90 el equipo inglés se quedara con diez por una tarjeta roja directa a Gary Cahill por agredir a Emerson.

El ‘Timao’ iguala al Barcelona, que ganó en 2009 y 2011, en número de triunfos, logrando además el cuarto título brasileño tras los conseguidos por el propio Corinthians en 2000, Sao Paulo en 2005 e Inter de Porto Alegre en 2006. No obstante, Europa domina en títulos por 5-4 a Sudamérica en el global.

El Chelsea profundiza su crisis en una temporada en la que perdió la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid (4-1) y fue eliminado en la primera fase de la Liga de Campeones.

Palmarés del Mundial de Clubes:

2012. Final: Corinthians (BRA) 1-0 Chelsea (ENG)

2011. Final: Barcelona (ESP) 4-0 Santos (BRA)

2010. Final: Inter Milán (ITA) 3-0 TP Mazembe (COD)

2009. Final: Barcelona (ESP) 2-1 Estudiantes (ARG)

2008. Final: Manchester United (ENG) 1-0 Liga de Quito (ECU)

2007. Final: AC Milan (ITA) 4-2 Boca Juniors (ARG)

2006. Final: Inter Porto Alegre (BRA) 1-0 Barcelona (ESP)

2005. Final: Sao Paulo (BRA) 1-0 Liverpool (ENG)

2000. Final: Corinthians (BRA) 0-0 (4-3 pen.) Vasco da Gama (BRA)


El autor

AFP es agencia de noticias Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.