Los Bears se juegan media vida en Detroit y la otra media en Minnesota

Los Chicago Bears necesitan ganar este domingo en Detroit a los Lions y que Green Bay derrote a Minnesota para clasificar a los playoffs. Brian Cassella/Chicago Tribune

No hay nada más incierto en el deporte que no depender de ti mismo. Pero así llegan los Chicago Bears a esta última jornada de la temporada regular que se disputa este domingo 30 de diciembre, donde necesitan derrotar a los Lions en Detroit y luego, morbosidades de la vida, encomendarse a su histórico y más odiado rival, los Green Packers, para que le echen un cable y derroten a los Vikings en Minnesota y así clasificar a los playoffs con un puesto comodín de la NFC.

Aunque un empate y una derrota de Minnesota también le serviría a Chicago para alcanzar la postemporada.

La última jornada de la NFL se presenta apasionante y dramática al mismo tiempo. Los 16 partidos son duelos divisionales y 15 equipos todavía tienen opciones de pelear por llegar al Super Bowl XLVII en New Orleans.

La AFC ya tiene a sus seis clasificados a la postemporada. Los cuatro ganadores divsionales son Houston, Denver, New Orleans y Baltimore. Mientras que Indianapolis y Cincinnati amarraron ya sus plazas como comodín. Por lo que ahora Houston, Denver y New England se están jugando su posición final para ver que dos logran quedar libres de la primera jornada de playoffs y quien se asegura el factor campo.

En la NFC, Atlanta ganó la División Sur y se aseguró el factor campo en toda la postemporada. Green Bay se hizo con la División Norte y tiene a tiro quedar libre en la primera ronda. Pero todo lo demás está en el aire.

La NFC Oeste se la disputan San Francisco y Seattle, uno ganará la división y el otro avanzará como comodín, mientras que la NFC Este vivirá un duelo dramático a vida o muerte con el choque entre Washington y Dallas. El ganador gana la división y se mete en los playoffs y el perdedor se va a su casa.

Mientras que la segunda plaza comodín se la están disputando Minnesota, Chicago y los actuales campeones NY Giants.

“Sólo podemos controlar lo que tenemos en nuestras manos. Necesitamos ayuda. Si la llegamos a obtener, sería fantástico”, afirma el receptor de los Bears, Brandon Marshall, que estableció una marca de equipo con 113 recepciones y 1,466 yardas.

Los Bears realizaron una gran primera mitad de temporada donde sumaron marca de 7-1. Pero luego, cuando los rivales empezaron a ser más fuertes y las lesiones a debilitar el equipo, cayeron estrepitósamente a una marca de 2-5. Ahora lo positivo es que llegan vivos a este tramo final cuando muchos ya lo daban por muerto. La victoria de la jornada pasada en Arizona les dio aire y ahora están obligados a ganar a los Lions en Detroit y que los Packers les den una ayudita.

“Tenemos una oportunidad, y eso es lo único que nos importa”, afirma el técnico de los Bears, Lovie Smith. “No estamos en la mejor de las situaciones, pero esperamos hacer nuestra parte, eso es lo único que podemos  hacer”.

Los Bears llegan con una buena racha sobre los Lions, a los que han derrotado en ocho de los nueve últimos partidos en los que se han medido, incluyendo el último duelo el pasado 22 de octubre donde Chicago ganó 13-7 en el Soldier Field.  Aunque en el último partido disputado en el Ford Field de Detroit, los Lions se impusieron 24-13 la temporada pasada.

Los Lions han tenido una mala temporada, son últimos de la NFC Norte y aunque tienen marca de 4-11, cuentan con un equipo mucho mejor de lo que refleja su récord. Además la rivalidad con Chicago es muy grande, lo que los hace especialmente peligrosos ahora ya que querrán cerrar la temporada dándoles una alegría a su afición en forma de victoria sobre los Bears.

“Este es un gran partido y tenemos que ganarlo”, afirma el mariscal de los Bears, Jay Cutler. “Los Lions han tenido una temporada decepcionante y seguro que ahora no les agradaría más que estropearnos todo el año a nosotros”.

Cutler llega a este partido tras no lucir muy bien ante los Cardinals, donde sólo completó un pase de sus primeros 11. Aunque normalmente juegan grandes partidos contra los Lions, con los que en ocho partidos en su carrera contra ellos registra un índice de pase de 100.9 con 1,565 yardas, 11 touchdowns y sólo una intercepción.

Un buen partido de Cutler será clave para derrotar a los Lions, así como el acarreo del balón, donde el estelar corredor Matt Forté es seria duda tras lesionarse en un tobillo en el partido pasado. Aunque muy mal tiene que estar el jugador para que no juegue.

La defensa será nuevamente parte clave del éxito de los Bears, que podrían recuperar a su capitán, el apoyador Brian Urlacher, quien no juega desde principios de diciembre por problemas musculares.

El regreso de Urlacher vendría fantástico para frenar esa letal pareja que forman en los Lions el mariscal Matthew Stafford y el receptor Calvin ‘Megatron’ Johnson, sin duda lo mejor del equipo de Detroit y de lo que tendrá que cuidarse mucho Chicago para evitar una derrota que sería letal.

Jornada 17:

Domingo 30:

Buffalo (5-10) – NY Jets (6-9)  12 pm

New England (11-4) – Carolina (6-9)  12 pm

Atlanta (13-2) – Tampa Bay (6-9)  12 pm

Detroit (4-11) – Chicago (9-6)  12 pm

NY Giants (8-7) – Filadelfia (4-11)  12 pm

Tennessee (5-10) – Jacksonville (2-13)  12 pm

Indianapolis (10-5) – Houston (12-3)  12 pm

Pittsburgh (7-8) – Cleveland (5-10)  12 pm

Cincinnati (9-6) – Baltimore (10-5)  12 pm

San Francisco (10-4-1) – Arizona (5-10) 3:25 pm

San Diego (6-9) – Oakland (4-11)  3:25 pm

Denver (12-3) – Kansas City (2-13)  3:25 pm

Minnesota (9-6) – Green Bay (11-4)  3:25 pm

New England (11-4) – Miami (7-8)  3:25 pm

Seattle (10-5) – St. Louis (7-7-1)  3:25 pm

Washington (9-6) – Dallas (8-7)  7:20 pm

-Horario del Centro de EEUU

 

 

 

 

 

 


El autor

Jose Luis Sanchez Pando es el editor de deportes Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.