Caín Velásquez, listo para recobrar el título de peso pesado de UFC

Por en Deportes 12/29/12 1:24am
Caín Velásquez, listo para recobrar el título de peso pesado de UFC Fotografía cedida en donde aparece el luchador de artes maraciales combinadas de origen mexicano Cain Velásquez. EFE/UFC

El luchador de artes marciales combinadas de origen mexicano Cain Velásquez dice estar “listo” para recuperar mañana su título de pesos pesados de UFC en una pelea en la que una vez más rendirá tributo a su padre cuando suba al ring al ritmo de “Los mandados”, de Vicente Fernández.

Velásquez, de 31 años, se enfrentará mañana en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas al brasileño Junior dos Santos, quien en noviembre de 2011 le destronó del título en apenas un minuto durante un combate celebrado en Anaheim, California.

“El trabajo que tenía que hacer para esta pelea ya finalizó. Estamos listos, estoy preparado y espero ganar esta vez”, afirmó en entrevista con Efe.

Agregó que, a pocas horas de la pelea, entrenará un poco, se relajará y continuará con su dieta balanceada.

El combate entre el méxicoestadounidense y el brasileño será transmitida por Fox Deportes, que se unió al canal de UFC para presentar una programación especial este mes de cuatro eventos en vivo, que comenzaron el 8 de diciembre con el combate del peso ligero Michael Chiesa y su retador Marcus LeVess y que culmina con la pelea de mañana.

“Quiero ganar el cinturón (de campeón) otra vez”, dijo el luchador, que explicó que tras el combate disfrutará de esta época festiva junto a su esposa y su hija, de dos años.

Velásquez, que sólo ha sufrido una derrota en sus seis años en este deporte, continuará mañana con su tradición de rendir tributo a su padre Efraín al subir al octágono con la canción “Los mandados”, de Vicente Fernández, que habla sobre un mexicano que cuenta las veces que fue deportado de EE.UU., lo que también ocurrió con su progenitor.

Parte del texto de la canción dice que “conozco todas las líneas, caminos, ríos y canales, desde Tijuana a Reynosa, de Matamoros a Juárez, de Piedras Negras al Paso y de Agua Prieta a Nogales. La Migra a mi me agarró trescientas veces digamos, pero jamás me domó…”.

El padre del peleador, un trabajador agrícola que nació en Río Colorado (México), fue deportado en siete ocasiones hasta que logró quedarse en EE.UU., donde estableció su hogar y crió a sus tres hijos.

“Todo el tiempo salgo con esa canción para mi padre porque él cruzó la frontera cuando era joven y ahora vive en Estados Unidos”, recordó Velázquez, quien ha dicho que su combate de mañana será la pelea de su vida.

“Yo sabía que mi padre tenía un sueño, el de vivir aquí (en EE.UU.) y me da mucho orgullo porque hay muchos mexicanos que hacen lo mismo por sus familias”, agregó Velásquez, que en 2010 se coronó campeón de los pesados de la UFC al derrotar a Brock Lesnar.

Este luchador de 240 libras (109 kilogramos) y 6’1 de estatura (1,86 metros) recordó además que su padre le impulsó a él y sus hermanos a estudiar y trabajar duro para perseguir sus sueños.

“Mi padre me dijo que si estaba en la escuela o el deporte no tenía que trabajar en el campo. Me motivó a estudiar, al deporte y a no estar en la calle”, destacó.

Velásquez, el menor de tres hermanos, luce dos tatuajes, uno que dice “Brown Pride” en honor a su origen mexicano, lo que él llama “La raza”, y el segundo de la imagen de la Virgen de Guadalupe, por petición de su madre, Isabel, devota de la virgen morena.

Recordó que se interesó por las artes marciales mixtas cuando estudiaba en la Arizona State University, donde fue becado e incluido en su equipo de lucha y se graduó de educación.

De acuerdo con Velásquez, esta disciplina llamó su atención porque es un deporte completo, que reúne boxeo, kick-boxing, lucha libre, olímpica o grecorromana, ninjutsu, entre otros deportes de contacto.

“Cuando terminé (la universidad) me metí de lleno al deporte” para el cual se había estado entrenando, argumentó.

Agregó que al principio su padre y madre Isabel no estaban de acuerdo porque en ese momento era un deporte nuevo “y no era popular, pero ahora, están conmigo porque saben que es algo que me gusta, que quiero hacer”.