La 'Bola Mágica' de Messi y su chaqueta de 'Mago'

Lionel Messi celebra tras ganar por cuarto año consecutivo el Balón de Oro de la FIFA 2012. Christof Koepsel/Getty Images

La FIFA reconoció este lunes al delantero argentino-español del Barcelona, Lionel Messi, como el mejor futbolista del año pasado y le hizo entrega del Balón de Oro 2012. Algo que ya parece que se ha convertido en una tradición en las Galas FIFA desde 2009.

La ‘Pulga’ sigue arrasando y siendo el rey absoluto del fútbol y por tanto sigue almacenando éxitos y Balones de Oro uno tras otro. Lo único que ha cambiado desde 2009 son los pajes que le acompañan, porque superarlo hoy por hoy parece imposible a no ser que haya mano negra.

“La verdad es que es increíble recibir este premio otra vez, es el cuarto y que sea seguido es impresionante”, dijo Messi tras la Gala FIFA.

Este lunes en Zurich Messi ganó su cuarto Balón de Oro consecutivo, algo histórico que nadie antes había logrado y que le mete, si es que no estaba ya, de lleno en la leyenda de los mitos del fútbol. O quizás, y aunque a alguien le suene fuerte, seguramente por encima de todos ellos, de mitos como Pelé, Maradona, Cruyff o don Alfredo Di Stefano.

El nivel tan elevado de su juego y la frecuencia con la que sorprende con sus genialidades no se había visto antes a jugador alguno. Ni siquiera a Maradona. Es cierto que jugar en el Barcelona rodeado de jugadores fuera de serie con los que encima se entiende a la perfección porque han crecido juntos ayuda mucho. Pero Messi es el que hace la diferencia para que este Barcelona suba un escalón más y pase de ser un grandísimo equipo a ser el mejor equipo de la historia.

Personalmente tengo que reconocer que, como español, me hubiera gustado que el manchego Andrés Iniesta hubiera ganado el Balón de Oro. Aunque si este premio se le otorga al mejor futbolista del año, entonces no hay nada más que hablar y darle al César lo que es del César.

“Si continúa así, se llevará el quinto Balón de Oro y quién sabe cuántos más. Muchas felicidades para él, es algo único lo que está consiguiendo y como compañero me alegro mucho por él”, dijo Iniesta, mejor jugador de la Eurocopa 2012 y finalista, junto a Cristiano Ronado, a ganar el Balón de Oro.

“Su victoria es merecida porque ha sido el mejor y es muy importante para nosotros, para ganar títulos como hemos hecho en los últimos años”, destacó.

Messi es todo un mago con el balón en sus pies. Eso lo tiene sobradamente demostrado.  Y quizás por eso, de mago a la vieja usanza llegó vestido a la Gala FIFA 2012 de Zurich con esa chaqueta negra a lunares blancos y con la palomita a juego. Una combinación explosiva que causó furor este lunes. Sólo le faltaba ese gran gorro de pico que usaba Gandalf en la primera película de Lord of the Rings para haber completado un traje inolvidable e histórico como su cuarto Balón de Oro.  Algo extraño por otro lado para un chico tan tímido, humilde y recatado como Messi, acostumbrado a llamar la atención dentro de los terrenos de juego, pero nunca fuera de ellos.

No obstante, la indumentaria de Messi puede tener otro significado. A principios de los noventa el mismísimo Maradona lució una chaqueta similar a lunares cuando jugaba para el Sevilla. Por lo que Messi no sólo le está quitando la corona del futbol a Maradona, sino también su exótica chaqueta como número uno.

Antes de la ceremonia, Messi admitió que 2012 no fue el mejor año de su carrera porque el Barcelona sólo ganó la Copa del Rey en otro detalle más de un jugador que se preocupa más por el éxito del grupo que por el propio individual. Así es Messi y por eso también es diferente a otros cracks.

“Mido mis años por los títulos que se consiguen y por eso este año no fue el mejor de mi carrera”, dijo Messi, que volvió a recalcar que todos sus éxitos individuales serían imposibles de ganar sin sus compañeros.

“Va dedicado a todos mis compañeros. Sin ellos no hubiera conseguido nada de lo que he conseguido. Hoy estaba aquí Andrés y por eso quiero compartirlo con él, que también lo merece”, afirmó.

No obstante, lo mejor de todo esto es que Messi sólo tiene 25 años y ya es todo un monstruo consagrado que probablemente, como dice Iniesta todavía no ha llegado a su techo y que por lo tanto siga en ascenso en su fútbol.  Así que todavía tenemos ‘Pulga’ para rato y para disfrutar tanto con la camiseta del Barcelona como la albiceleste de Argentina. Pero nunca con la chaqueta y palomita a lunares. Eso que lo deje para Maradona o para cuando vaya a recoger otro Balón de Oro.


El autor

Jose Luis Sanchez Pando es el editor de deportes Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.