D-Rose entra en su cuenta atrás para volver a las canchas

Por en Basquetbol 01/9/13 3:18pm
El base de los Chicago Bulls, Derrick Rose, sigue cumpliendo y superando todos los pasos para regresar pronto a las canchas tras sufrir una grave lesión de rodilla el año pasado. Nuccio DiNuzzo/Chicago Tribune

El regreso de Derrick Rose a las canchas empieza su cuenta atrás y en cualquier momento no muy lejano lo podremos ver nuevamente de corto, lo que es una grandísima noticia para todos los Chicago Bulls y sus seguidores.

Cuando el base estelar de los Bulls fue operado el pasado 12 de mayo, el doctor que lo intervino de la rotura de ligamentos de su rodilla izquierda, Brian Cole, dijo que el retorno de Rose tardía de ocho a 12 meses.

Pues bien, este sábado 12 de enero se cumplen ya los ocho meses desde su operación, lo que unido al buen desarrollo de la rehabilitación que ha tenido, donde el jugador ha ido cumpliendo todas las etapas de manera satisfactoria e incluso recortando algunas de ellas, no queda otra que ser optimista con un regreso más pronto que tarde de D-Rose.

La mejoría del jugador es todo un hecho, aunque tanto el entrenador de los Bulls, Tom Thibodeau, como el gerente general, Gar Forman, no se cansan de repetir hay que tener paciencia, que no forzarán en absoluto el regreso de Rose y que sólo volverá cuando esté al cien por cien recuperado y sin riesgo a volver a lesionarse.

“No queremos ser evasivos”, dijo Forman. “Tenemos que seguir a rajatabla el proceso, ir paso a paso y estar seguros de que cuando vuelva sea cuando esté al cien por cien y listo para jugar. Pero somos optimistas de que volverá en algún momento de esta temporada”.

Para hacernos una idea de para cuándo puede volver Rose está bien revisar los casos del base de los New York Knicks, Iman Shumpert, y el base español de los Minnesota Timberwolves, Ricky Rubio, dos jugadores que sufrieron el mismo tipo de lesión.

Shumpert se lesionó el mismo día 28 de abril que Rose y con la misma lesión. El base de los Knicks empezó este martes a entrenar con total libertad de contactos con sus compañeros y se espera que reaparezca en un partido en cualquier momento de este mes.

Rubio se rompió el ligamento de la rodilla el 9 de marzo, 51 días antes que Rose y Shumpert, regresó a la competición el pasado 15 de diciembre y ya ha jugado seis partidos, aunque los Wolves lo llevan con mucho cuidado.

Si Rose volviera en el plazo de tiempo que Rubio ha necesitado, entonces lo tendríamos debutando el próximo 4 de febrero en el partido ante los Indiana Pacers.

Y aunque en Chicago nadie piensa que va a poder ver a Rose jugando antes de marzo, todo el mundo es consciente de que la cuenta atrás para verlo ha empezado.

Forman ha afirmado que el siguiente paso en la recuperación de Rose es que empiece a entrenar teniendo total libertad de contacto con los compañeros, algo que hasta ahora había tenido pero de forma controlada.

“Rose está haciendo lo que llamamos contacto predecible”, dijo Thibodeau. “Lo está llevando muy bien, pero todo el mundo debe tener paciencia. El siguiente paso es el entrenamiento normal y eso todavía no lo ha hecho. Una vez que lo haga, entonces podremos decir que está cerca”.

Forman y Thibodeau aseguraron que Rose entrenará de manera normal y con todo tipo de contacto por un tiempo suficientemente largo para estar seguro de que el jugador está listo para volver al juego sin ningún tipo de riesgo.