Lance Armstrong finalmente confiesa que se dopó para ganar el Tour de Francia

Por en Deportes 01/14/13 7:21pm
El exciclista estadounidense Lance Armstrong confiesa que se dopó para ganar el Tour de Francia. ROGERIO BARBOSA/AFP/GettyImages

El ex ciclista Lance Armstrong se disculpó este lunes por la mañana con el personal de la fundación Livestrong de lucha contra el cáncer que creó y luego por la tarde admitió por primera vez haberse dopado en una entrevista con Oprah Winfrey que será emitida el próximo jueves.

Armstrong ofreció disculpas por decepcionar a la gente que trabaja en la fundación y poner en riesgo a Livestrong por no confesar directamente al grupo sobre el uso de sustancias prohibidas. Lance les aseveró que tratará de restaurar la reputación de la fundación.

La disculpa en su fundación llegaba como un preludio a lo que horas más tarde se filtró admitiendo su dopaje ante Winfrey en lo que era la primera entrevisa que concedía desde que fue despojado de sus siete títulos del Tour de France.

Una persona que habló en condición de anonimato a la Agencia AP comentó que Armstrong confesó a Oprah Winfrey durante su entrevista este lunes que usó sustancias prohibidas para ganar el Tour de Francia.

Un secreto a voces al que sólo le faltaba el morbo de ver al acusado arrodillarse y admitir su culpabilidad ante el mundo de un delito que ha hundido su carrera deportiva y lo que es peor, ha manchado aún más la ya muy deteriorada imagen del deporte estadounidense respecto al dopaje tras el recientemente y triste episodio con el Salón de la Fama de Béisbol, que no pudo elegir a nadie debido al dopaje.

Poco después de la grabación de la entrevista, Oprah escribía en su cuenta de Twitter:

(Traducido al español: Acabo de terminar con Lance Armstrong. Más de 2 horas y media. Vino preparado)

El texano siempre ha negado con vehemencia el consumo de drogas de mejora del rendimiento, y nunca se ha probado que diera positivo en un control.

Pero un informe en octubre de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos, USADA, implicó a Armstrong en lo que describió como “el programa de dopaje más sofisticado, profesionalizado y exitosos que el deporte haya conocido”, en el que se habrían empleado esteroides anabólicos, hormona humana del crecimiento, transfusiones de sangre y otras técnicas de dopaje.

Menos de dos semanas después, las siete victorias del estadounidense en el Tour de France fueron anuladas y se lo suspendió de por vida del ciclismo, después de que la Unión Ciclista Internacional ratificara las sanciones de la USADA en su contra.

Armstrong, que sobrevivió a un cáncer testicular, se retiró del consejo de administración de Livestrong en noviembre.