Muere el medallista olímpico mexicano Noé Hernández

Noé Hernández se estaba recuperando de un tiro en la cabeza recibido el pasado 30 de diciembre en un bar de Nezahualcóyotl, de la zona metropolitana de Ciudad de México. REFORMA- Fernando Ortega

El medallista olímpico mexicano Noé Hernández, plata en Sydney 2000, murió hoy de un paro cardiaco, dos semanas después de haber sido herido de bala en la cabeza, informó la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo.

Hernández, de 34 años de edad, había sido de alta de las heridas y murió de un paro cardiaco en un hospital de la zona metropolitana de Ciudad de México, dijo Antonio Lozano, presidente de la Federación.

El medallista mexicano convalecía en su casa tras ser herido de bala en la cabeza en un bar de la zona metropolitana el pasado 30 de diciembre, que le provocó la pérdida del ojo izquierdo y la visión completa del derecho.

Hernández declaró recientemente que el disparo que sufrió en la cabeza el 30 de diciembre quizá iba dirigido a él y no se trató de una bala perdida.

“Siento que tal vez iban por mí, tal vez, no sé por qué lo presiento. El disparo fue casi casi planeado por la posición. He tenido malas experiencia por teléfono, (me dicen) que me van a secuestrar”, dijo el ex andarín en entrevista con MVS Radio.

Hernández reconoció que recibía amenazas con periodicidad.

“Tiene mucho tiempo que me hablan por teléfono para amenazarme, para decirme que me van a secuestrar, que me tienen bien vigilado, miles de veces”, mencionó.
Noé aseguró que para su seguridad personal sólo cuenta con su chofer, pero el día del ataque estaba de vacaciones.

Hernández se desempeñaba como responsable de la oficina del deporte de un municipio del estado de México.

El deportista logró la plata en los 20 kilómetros de caminata de Sydney 2000, en una prueba ganada por el polaco Robert Korzeniowski, luego de que el mexicano Bernardo Segura fue descalificado en la meta.

-Con servicios de Agencias


El autor

Jose Luis Sanchez Pando es el editor de deportes Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.