Los revolucionarios cambios que quieren hacerle al Wrigley Field

Por en Béisbol 01/20/13 3:20 PM

El dueño de los Cubs, Tom Ricketts, aseguró este sábado en la Convención anual que el equipo realiza en un céntrico hotel de Chicago que está dispuesto a financiar un ambicioso plan de $300 millones de dólares para renovar el Wrigley Field, con casi 100 años de antiguedad si la ciudad alivia o levanta algunas de las restricciones que tiene el histórico estadio de los Cubs.

“El tema es que cuando nos fijamos en todas las limitaciones que tenemos, como están las señalizaciones en los jardines, lo que no se  nos permite hacer o qué tipo de cosas hacemos dentro y alrededor del parque, entonces pienso que nos gustaría tener un poco más de flexibilidad para hacer otras cosas”, dijo Rickett este sábado en su comparecencia en la Convención de los Cubs.

“Sólo queremos que nos alivien algunas de las restricciones y nosotros nos encargaremos en renovar el Wrigley Field”, añadió.

Entre las mejoras propuestas los Cubs han anunciado que quieren hacer pasillos y entradas más grandes, restaurantes adicionales, más baños y áreas de comida y regalos,  ampliar las suites y zonas para los peloteros, incluyendo el clubhouse, las jaulas de bateo y otras instalaciones de entrenamiento. Un techo nuevo para reemplazar el techo de madera, instalar nuevos asientos y la fachada principal volvería a lucir como la tenían en la dorada década de 1930.

El proyecto se llevaría a cabo durante los periodos de descanso entre temporada y temporada por cinco años.

El Wrigley Field está considerado monumento histórico de Chicago y por tanto está sujeto a un gran cantidad de restricciones a la hora de hacer cualquier tipo de reforma que cambie su imagen. lo cual necesita una autorización de la ciudad.

“Nos gustaría que nos trataran como una institución privada”, dijo Ricketts. “” Tenemos un montón de restricciones. Competimos con nuestros socios en la azotea de enfrente. No somos un museo, somos una empresa”.

El viejo debate en Chicago entre los que quieren conservar el Wrigley Field tal y como está y los que piden una modernización del estadio vuelve a calentar a la ciudad en pleno invierno.