Los Ravens disputarán el Super Bowl ante los 49ers

Por en Deportes 01/20/13 10:18pm
El mariscal de los Baltimore Ravens, Joe Flacco, lanzó tres pases de touchdown en la victoria sobre los Patriots. GETTY

Los San Francisco 49ers y los Baltimore Ravens se disputarán el Super Bowl XLVII que se jugará el 3 de febrero en New Orleans, tras vencer este domingo a sus respectivos rivales de Atlanta Falcons y New England Patriots, en los partidos por los títulos de Conferencias de la NFL.

Fue un dia de mala suerte para los dueños de casa, ya que los 49ers vencieron 28-24 de visitantes a los Falcons, tras revertir una desventaja de 17 puntos, y se adjudicaron el título de la Conferencia Nacional, mientras los Ravens aseguraron el banderín de la Americana tras doblegar 28-13 a los Patriots.

Con la victoria de 49ers y Ravens se enfrentarán por primera vez en la historia del Super Bowl dos hermanos en funciones de entrenadores en jefe, con John Harbaugh digiriendo a Baltimore y su hermano menor Jim a San Francisco.

El entrenador de los 49ers, Jim Harbaugh (izq.), junto al de los Ravens, su hermano mayor John, hablando con sus padres. Ahora se enfrentarán en el Super Bowl XLVII el próximo 3 de febrero. GETTY-Rob Carr/Getty Images

El partido por el título de la NFL se disputará el 3 de febrero en el estadio de New Orleans.

El triunfo de los 49ers lo sentenció el corredor Frank Gore marcando dos carreras de touchdown en la segunda mitad.

Esta es la primera vez que la franquicia de San Francisco avanza a un Super Bowl desde 1995, trofeo que han ganado en cinco de seis oportunidades (1982, 1985, 1989, 1990 y 1995).

La victoria fue un dulce desquite para los ‘bomberos’ californianos, que el año pasado cayeron ante los posteriores campeones del Super Bowl, New York Giants, en la final de Conferencia.

La escuadra de San Francisco iba perdiendo 17-0 hasta la mitad del segundo cuarto antes de ver como su ofensiva revivía con medio partido jugado, además de una mejor labor defensiva para contener las embestidas de los Falcons.

Por los 49ers, el quarterback Colin Kaepernick completó 16 de 21 paess para 23 yardas y un touchdown, mientras Gore tuvo 21 acarreos, 90 yardas corridas y dos TD.

En el Gillette Stadium de Foxboro, en las afueras de Boston, el mariscal de campo Joe Flacco superó a su colega rival Tom Brady al lanzar tres pases de touchdown en una segunda mitad casi perfecta para los Ravens.

Este es el primer viaje del equipo de Baltimore a un Super Bowl en 12 años. La única vez que habían avanzado a esta instancia se llevaron el título en el 2001, con el apoyador Ray Lewis mereciendo el trofeo al Jugador Más Valioso del partido.

Lewis estará de nuevo en las filas Baltimore para el Super Bowl de New Orleans, en lo que será su último partido en la NFL tras anunciar su retiro.

Flacco conectó dos veces con Anquan Boldin para sendos touchdowns, y lanzó otro pase de anotación a Dennis Pitta.

Luego de perder la primera mitad 13-7, los de Baltimore frenaron la mejor ofensiva de la Liga en la segunda parte al neutralizar al peligroso Tom Brady, para ganar 7-0 el tercer cuarto y 14-0 el último.

Las tres lesiones que sufrieron en la primera parte con el esquinero Aqib Talib, el “tacle” Kyle Love y el “safety” Patrick Chung pasaron factura al juego de los Patriots y confirmaron la gran dureza y calidad que posee la defensa de los Ravens, que eran los cuartos favoritos en las apuestas para estar en el Super Bowl.

Además de las lesiones sufridas durante el partido, los Patriots ya llegaron al encuentro ante los Ravens con la gran ausencia del “tight end” estrella de su ataque, Rob Gronkowski.

El jugador clave del ataque de los Patriots se fracturó el brazo izquierdo al comienzo del partido divisional que la semana anterior disputaron y ganaron por 41-28 ante los Texans de Houston.

Brady completó 29 de 54 pases para 320 yardas, con un pase de “touchdown” y tuvo dos interceptaciones, sin que pudiese ver cumplido su sueño de llegar con los Patriots al sexto Super Bowl y luchar por el cuarto título de campeones que le pudiese igualar con su ídolo, el legendario y miembro del Salón de la Fama, Joe Montana.