Ricardo Lamas: ‘Vengo a dejarme la vida en la jaula’

Por en Deportes 01/23/13 11:04am
El peleador peso pluma de MMA, Ricardo Lamas, afirma estar listo para la guerra este sábado 26 de enero, donde se enfrentará a Erik Koch. SAMUEL VEGA-HOY

A sus 30 años, el peleador de artes marciales mixtas (MMA) de Chicago, Ricardo ‘The Bully’ Lamas, es ya toda una estrella del peso pluma del Ultimate Fighting Championship (UFC).

Le avalan una brillante carrera colegial de lucha libre con más de 100 victorias en Elmhurst College, un buen salto a la MMA en 2009 para consolidarse en el World Extreme Cagefighting (WEC) y un arrollador paso en el UFC, donde compite desde 2011 y en donde con tan sólo tres peleas sigue demoliendo a las grandes figuras de su división, colocándose cuarto en la división y poniéndose a un paso de poder optar al título mundial.

‘The Bully’ Lamas (12-2) se enfrentará este sábado 26 de enero a Erik Koch (13-1) en una de las peleas estelares de la función titulada ‘UFC on Fox: Johnson vs. Dodson’ que se celebrará en el United Center, en un combate muy especial ya que además de jugarse la oportunidad de acercarse al cinturón, significará el reencuentro de este nativo de Chicago, de origen cubanomexicano, con sus seguidores después de cuatro años sin pelear en Chicago.

Diario Hoy visitó este lunes a Lamas en el gimnasio de Villa Park, IL, donde está últimando su preparación para este crucial combate después de haber realizado un duro campamento de ocho semanas en Miami y donde lo pudimos conocer un poco más de cerca para que nos hablara de sus raíces y el duro compromiso que tiene este sábado en la jaula del United Center.

¿Cómo te sientes tras tres peleas en UFC?

Me estoy sintiendo cómodo ahora.

¿Es un estímulo extra seguir invicto en el peso pluma?

Claro, quiero seguir ganando todas mis peleas. Yo sé que eso no pasa siempre porque tengo dos derrotas en peso ligero, pero cada vez que perdí regresé mejor que antes.

Al igual que muchos campeones de la MMA, fuiste una estrella de lucha universitaria. ¿Cómo te ha servido eso en este deporte?

Todo lo hecho hasta ahora se lo debo a mi carrera en la lucha libre. Yo aprendí como entrenar, comer, prepararme mentalmente… Todo lo que sé lo aprendí de mis entrenadores de lucha en la universidad.

¿De dónde viene tu apodo del ‘Bully’?

Viene del nombre de mis dos perritos que son bulterrier ingleses y siempre los llevo por todos lados conmigo. Son como mis hijos.

¿Quién ha sido tu mayor ídolo en las artes marciales?

Yo creo que Bruce Lee tuvo una influencia muy importante en mi vida cuando era niño. Él fue la razón por la que quería empezar en las artes marciales.

Tu padre es cubano y tu madre mexicana, una buena de mezcla de dos tierras de grandes peleadores…

Claro. Los mexicanos son una raza muy fuerte, les encanta las peleas y hay muy buenos boxeadores. Lo mismo pasa con los cubanos, aunque allí no le permiten ser profesionales. Es un gusto ser latino y para mí un orgullo ser cubanomexicano.

Y también son dos países con muy buena gastronomía. ¿Qué te gusta más, la comida mexicana o la cubana?

No puedo contestar a eso (risas). Mi madre me va a matar si digo que la cubana. Pero una mezcla de las dos.

¿Cómo está la competencia en las 145 libras de la UFC?

Muy buena. Esta es una gran pelea que además va a ser la más importante de mi carrera porque si la gano hay una oportunidad muy grande que de pueda pelear por el título mundial. Por eso voy a entrar a dejar mi vida en la jaula. Estoy listo para la guerra.

¿Qué es lo que sabes de tu rival Erik Koch?

Es un peleador muy completo y lo respeto mucho. Es muy peligroso, joven, tiene patadas muy peligrosas y además es zurdo. Me he preparado muy bien con zurdos para pelearlo y estoy listo.

¿Piensas que tu estilo de pelea se ajusta bien al suyo? 

Mi estilo es muy bueno para frenar a Koch. Él es un pegador y yo soy un luchador. Yo soy un peleador completo.  No sólo uso mi lucha para pelear, también uso mis manos, mis patadas y todo. Si él no está listo va a perder.

Koch lleva 17 meses sin pelear, ¿piensas que esa inactividad le puede pasar factura?

Podría ser. Pero no estoy contando con eso. Me he preparado para pelear contra el mejor Erik Koch.

¿Dónde va a estar la clave de tu victoria?

Creo que si hago todo lo que he estado entrenando en mi campamento voy a ganar. Tengo que usar mi lucha para llevar la pelea al piso y ponerle un llave o lo que sea para terminar la pelea.

¿Qué es lo que más te preocupa de esta pelea?

Nada, no estoy preocupado. Sólo tengo que estar muy calmado y concentrarme para la pelea. La parte más difícil es el entrenamiento y eso ya lo tengo hecho. Ya solo me falta pelear.

Vienes de ganar brillantemente al potente japonés Hatsu Hioki, número dos del mundo, en una pelea muy dura,  ¿piensas que esta pelea ante Koch va a ser igual o más complicada que aquella?

En este deporte la próxima pelea es siempre la más importante de tu vida. Así lo veo yo. Tienes que entrenar más duro cada vez, no importa lo que hicistes, sólo importa lo que vas hacer.

¿Te ves listo ya para desafiar y quitarle el cinturón de campeón pluma al brasileño José Aldo?

Yo estoy preparado para enfrentarlo ahora. Si me ofreciera la pelea mañana la aceptaría. Él va a pelear contra Frankie Edgar la próxima semana (2 de febrero) y yo voy a estar en Las Vegas viendo la pelea y ojalá pueda pelear contra el ganador.

¿Volver a pelear en Chicago, ante toda tu gente, te va ayudar en esta pelea?

Me va ayudar muchísimo. Yo siempre peleo mejor cuando tengo a mi familia ahí, mis amigos apoyándome y todos los fanáticos de Chicago. Mi última pelea en Chicago fue en 2008 y regresar a mi ciudad es un honor. Especialmente para pelear en la UFC, que es la organización más grande del mundo.

¿Estás decidido a brindarle a Chicago una gran pelea?

Como dije antes, vengo a dejarme la vida en la jaula. Voy a pelear hasta la muerte o hasta que gane.

¿A quién le vas a dedicar esta pelea?

El día de esta pelea es muy especial para mí porque es el del cumpleaños de mi abuela que falleció en noviembre de 2011. Y también el 2 de enero de este año falleció mi abuelo. Entonces quiero dedicarle esta pelea a esas dos personas.

¿Qué planes tienes para el futuro?

Mi sueño es ser un campeón mundial. Y después de mi carrera como peleador quiero abrir mi propio gimnasio y educar a la gente en artes marciales mixtas y lucha libre.

¿Quieres enviarle un mensaje a la afición de Chicago?

Que gracias por su apoyo y que les prometo que les voy a dar una gran pelea. Estoy motivado y listo para hacerlo.