De los Juegos Olímpicos a la jaula de MMA

Por en Deportes 02/20/13 10:55am
Ben Askren (izq.) representó a Estados Unidos en las Olimpiadas de Beijing 2008. Jonathan Ferrey/Getty Images

Al final de cada edición de los Juegos Olímpicos, varios deportistas que practican la lucha libre o el judo abandonan la actividad amateur para saltar al profesionalismo en otra disciplina más lucrativa, las artes marciales mixtas, más conocidas como MMA.

La lista de casos es interminable. Dos hombres del área de Chicago como Ben Askren y Rick Hawn son un fiel ejemplo de ello. Askren estuvo en los Juegos de Beijing 2008 y actualmente tiene un record perfecto de 11-0 en MMA, además de poseer el cinturón welter de Bellator, una de las organizaciones mundiales de este deporte. En enero pasado defendió con éxito ese título con un  nocaut en tres vueltas ante el francés Karl Amoussou.

Hawn fue representante olímpico en Atenas 2004 y el mes pasado alcanzó la final de Bellator en la división de los ligeros, donde fue vencido por Michael Chandler.

Hay otros casos de hispanos como el ex luchador cubano Alexis Vila, que obtuvo la medalla de bronce en los 48 kilos en Atlanta (1996) y luego fue finalista de Bellator en peso gallo en 2011.

Al parecer, el salto de la lucha o el judo al profesionalismo del MMA es un paso lógico en la mente de los deportistas.

“En realidad, no es tan difícil pasar de una cosa a la otra”, dice Askren, actualmente radicado en Wisconsin. “Cuando uno compitió durante años como luchador ya tiene la disciplina para dedicarse a MMA”, comenta el ganador de la medalla de oro en los Panamericanos de 2005. “Además te puedes ganar la vida con esto”.

El luchador Rick Hawn participó en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y ganó medalla de bronce en los Panamericanos de Río de Janeiro 2007. Harry How/Getty Images

Hawn tiene una opinión bastante parecida. “No fue muy diferente pasar del judo a MMA porque uno ya trae la disciplina para la competencia”, explica Hawn, quien se mudó de Illinos a Oregon cuando era pequeño. “Mi transición fue bastante suave porque sólo hay que transferir la base que uno tiene al nuevo deporte”.

¿Jiu jitsu, lucha o judo?

En Brasil los amantes del jiu jitsu brasileño aseguran que ese deporte es la mejor base para pasar a MMA pero Askren y Hawn difieren completamente.

“Yo diría que es más difícil para los que llegan desde el jiu jitsu porque ellos están acostumbrados a pelear en el suelo. A veces no saben qué hacer cuando están parados”, razona el ex luchador olímpico. “En cambio, los que practicaron lucha libre tienen más variantes y pueden combatir parados o en el suelo”.

Askren reconoce que algunos brasileños como Anderson Silva y Junior dos Santos (actuales campeón mediano y ex campeón pesado de UFC), con experiencia en jiu jitsu, han sido exitosos en MMA. “Pero más o menos la mitad de los peleadores de Bellator pasaron antes por la lucha libre”, explica.

Hawn parece coincidir en este punto. “Yo creo que los que hacen lucha libre o judo son los más exitosos porque saben hacer amarres, que son la base de MMA”, opina.

La evidencia es bastante clara a favor del judo y la lucha libre. Al pasar a MMA, Hawn ganó sus primeros 11 combates y hoy posee un record de 14-2. El cubano Vila también ganó sus primeras 11 peleas y ahora presenta una foja de 11-3. Askren aún no ha sido vencido en sus 11 combates de MMA.

Evidentemente, el pasado olímpico en lucha libre o judo es un augurio de éxito en MMA. Y la posibilidad de ganar buen dinero en las artes marciales mixtas hace que los peleadores no lo piensen dos veces. Los juegos de Londres acaban de terminar y el mundo del MMA ya espera la llegada de algunos ex olímpicos.