Duelo de niños prodigio

El italiano El Shaarawy (izq.) y el brasileño Neymar (der.) encabezan la nueva generación de estrellas del fútbol mundial. GETTY

El partido amistoso entre Brasil e Italia, este jueves en Ginebra, podría permitir ver en acción, frente a frente, a dos de los jóvenes talentos más brillantes de su generación, Neymar con la Seleçao y Stephan El Shaarawy con la Nazionale, llamados ambos a brillar en el Mundial.

Ambos nacieron en 1992, aunque Neymar ocho meses antes y ha sido más precoz a la hora de dar el salto a su selección, donde desde 2010, tras el fracaso brasileño en el Mundial de Sudáfrica, ya se presenta como la gran esperanza de la nueva etapa, mientras que El Shaarawy debutó con la categoría absoluta de la Nazionale a mediados del pasado año.

En estos dos años y medio con la Seleçao, Neymar ha sido comparado con los más grandes y ha estado en competiciones importantes, donde ha vivido también sus primeras decepciones con el equipo brasileño.

Las dos mayores llegaron en la Copa América de Argentina-2011, donde su equipo quedó eliminado en cuartos de final ante Paraguay, y en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, donde tuvo que conformarse con la plata al perder la final con México, fallando en el reto de dar al país el único gran título que le falta en su impresionante palmarés.

A pesar de que su irregularidad le ha valido algunas críticas, Neymar también sigue recibiendo apoyos importantes por parte de pesos pesados.

“Puede ser el mejor del mundo. Es un excelente futbolista, un ídolo en Brasil, el mejor en este momento”, dijo sobre él Ronaldinho, elegido mejor del mundo por la FIFA en 2004 y 2005, el pasado mes en la concentración del partido amistoso perdido ante los ingleses (2-1).

El Shaarawy, al que en sus primeros partidos en el Milan se comparaba con Neymar por su afición a los peinados llamativos, no ha tenido hasta el momento el recorrido internacional del astro brasileño.

Debutó en la Azzurra en un amistoso ante Inglaterra en Berna en agosto (victoria de los británicos 2-1) y consiguió su primer gol en otro partido de preparación, ante Francia en Parma (1-1).

Los ‘tifosi’ ya presumían entonces de goleador: “Vosotros tenéis a Napoleón, nosotros al Faraón”, se pudo leer en una pancarta en ese partido, en alusión a los orígenes egipcios del joven atacante.

En la Serie A italiana, El Shaarawy es el segundo máximo anotador del campeonato, con 16 dianas, cuatro por detrás del uruguayo del Nápoles Edinson Cavani (20), y en las últimas semanas ha constituido una sociedad fructífera con otro delantero joven, Mario Balotelli, compañero también en la selección.

La progresión de El Shaarawy ha sido espectacular, ya que en la temporada 2010-2011 jugó en el Padua, de segunda división, y fue en la 2011-2012 cuando el Milan lo incorporó a su plantel.

“Ya está maduro para jugar en el Milan. El pequeño faraón tiene alma de campeón”, dijo entonces el administrador delegado del club, Adriano Galliani.

No se equivocó y los frutos no han tardado en llegar, convirtiéndose en una temporada y media en un jugador de referencia, lo que ha llevado al Milan a renovarle a finales del mes de pasado, hasta el año 2018.

Tanto Neymar como él parecen predestinados a ser dos de las grandes estrellas del Mundial-2014, pero antes tienen que seguir haciendo méritos y afrontar el desafío cada vez más próximo de la Copa de las Confederaciones, donde brasileños e italianos se enfrentarán también en su grupo de la primera fase.

En

Deportes, Fútbol

Temas en este artículo

amistoso, Brasil, el shaarawy, Italia, Neymar

El autor

AFP es agencia de noticias Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.