Las mejores imágenes de la victoria de Danny García sobre Zab Judah

Por en Boxeo 04/28/13 4:10 PM

El púgil de origen hispano Danny García retuvo este sábado 27 de abril sus títulos de campeón de peso welter, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al vencer por decisión unánime al estadounidense Zab Judah en el Barclays Center, de Brooklyn.
García no cumplió con la promesa de dejar K.O. a su rival en el octavo asalto, pero ambos ofrecieron un gran espectáculo boxístico a los 13.048 espectadores que acudieron a presenciar la pelea.

A pesar que el campeón habían anticipado que acabaría antes del límite, García castigó con dureza a Judah, que intentó revivir su carrera profesional después de las derrotas sufridas desde el 2008 ante Floyd Mayweather, el puertorriqueño Miguel Cotto y el británico Amir Khan, pero no pudo conseguirlo.

Enfrente tuvo a un gran campeón que a sus 25 años lo superó en todos los aspectos boxísticos y eso fue lo que vieron los tres jueces de la pelea al dar a García como ganador con puntuaciones de 116-111, 115-112 y 114-112, respectivamente.

A pesar que los tres jueces dieron como ganador a Judah, de 35 años, en los tres últimos asaltos de la pelea cuando el veterano púgil buscó recuperar el terreno perdido o al menos conseguir un K.O. ante la perdida de fuerza de García, al que se le vio cansando.

Antes, en el octavo asalto, García le había conectado un derecha demoledora que alcanzó a Judah y lo mandó a la lona para que recibiese la cuenta de protección sin que permitiese al campeón cumplir con la promesa.

Pero la diferencia en la puntuación era ya insalvable por Judah, un nativo de Brooklyn, que recibió todo el apoyo de la mayoría de los seguidores neoyorquinos, que al final tampoco pudo quitarle el invicto a García (26-0, 16 triunfos por K.O.

“Sabía que iba a tener problemas aquí en Brooklyn ante este tipo. Pero hicimos una buena pelea”, declaró García al concluir la pelea, pactada a 12 asaltos. “Hicimos un combate inteligente, que es lo que hacen los campeones, y yo soy un buen campeón”.

García se llevó la mejor parte en los primeros cinco asaltos, incluido el cuarto cuando tuvo también la oportunidad de haber dejado K.O a Judah, pero el veterano púgil estadounidense supo aguantar el castigo.

La ventaja de García en las cartulinas de los jueces se fue incrementando y aunque Judah reaccionó en los tres últimos ya no tuvo posibilidad de remontar en las puntuaciones de los jueces, pero si logró hacerle daño a García en el undécimo asalto con una derecha potente que sacudió la cara del campeón, pero sin que perdiese la verticalidad.

Al final ambos púgiles, que se habían insultado antes de la pelea, se abrazaron en el centro del cuadrilátero tras haber ofrecido un combate que gustó a los aficionados por la entrega, la dureza y la espectacularidad de sus acciones.

Fue la tercera defensa exitosa de sus coronas de parte de García. Mientras que Judah puso su marca en 11-8 en peleas de título mundial.

“Al margen de todo lo negativo que hubo antes de la pelea y la dureza de la misma, creo que cada uno de nosotros nos respetamos y dimos un buen espectáculo a los aficionados neoyorquinos”, destacó García.

Por su parte, Judah declaró que el dentro del deporte del boxeo fue el que salió ganando de la pelea que había protagonizado junto a García.

“Esto es boxeo, suceden cosas. “A veces ganas peleas y pierdes otras. Danny (García) es un púgil joven y muy duro, pero hice mi estrategia, trabaje duro, realice un buen entrenamiento y di lo mejor”, comentó Judah. “No tengo que pensar en la retirada después de la manera como he boxeado”.

Garcia se llevó una bolsa de 1,25 millón de dólares, mientras que Judah, que dejó su marca en 42-8, 29 por K.O., recibió 300.000 dólares.

La pelea semiestelar de la velada tuvo como protagonistas al estadounidense “Kid Chocolate” Peter Quillin (29-0, 21 K.O.) que venció por fuera de combate en el séptimo asalto al aspirante dominicano Fernando Guerrero y retuvo el título del peso mediano, versión Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Quillin, de 29 años, inició con todo su poder desde el primer asalto y envió a lona a Guerrero en tres ocasiones, sin que al final pudiese dejarlo fuera de combate, pero sería cuestión de tiempo.

Guerrero (25-2, 19 K.O.), de 26 años, reconoció que su rival fue toda la noche superior y mereció el triunfo, aunque en el sexto asalto tuvo la oportunidad de haberlo sorprendido con el fuera de combate cuando le conectó una gran derecha.

“Tuve mi oportunidad y no resultó, pero lo di todo para dejar en lo alto a mi país de República Dominicana y luche para conseguir el título”, declaró Guerrero.

-Agenicia EFE