EEUU

Hispanos enfrentan dificultades para adquirir una vivienda, según estudios

Los hispanos cada vez tienen más lejos el sueño de adquirir una vivienda, símbolo del bienestar económico, debido al aumento de las tipos de interés y las dificultades para acceder a crédito hipotecarios, según recientes estudios.

Por ,  01/12/17 - 9:39am
More share buttons
Share on Pinterest
El mercado de bienes raíces en EEUU. (CHICAGO TRIBUNE)

CHICAGO- Los hispanos cada vez tienen más lejos el sueño de adquirir una vivienda, símbolo del bienestar económico, debido al aumento de las tipos de interés y las dificultades para acceder a crédito hipotecarios, según recientes estudios.

A pesar de que la crisis financiera de 2008, que restringió el acceso al crédito inmobiliario después de la explosión de la llamada burbuja, fue superada, los latinos todavía siguen optando por el alquiler en lugar de comprar casas debido a la falta de oportunidades.

En el 2007, el 49.7 % de los latinos eran propietarios de sus hogares mientras que hoy bajó a 47 % comparado con el promedio nacional del 60 %.

Asimismo, la cantidad de solicitudes de préstamos para viviendas cayó un 74 % desde la crisis, en gran parte debido a los nuevos requisitos financieros que dificultan el acceso a hipotecas de las familias de bajos ingresos.

Según el Pew Research Center, entre las razones que dificultan obtener una hipoteca convencional figuran las condiciones que obligan a las familias latinas a pagar altas tasas de interés, mucho más altas que la de los anglosajones.

El estudio señala que en 2015, el 27.4 % de las solicitudes de hipotecas presentadas por afroamericanos fueron rechazadas, mientras que entre los hispanos la tasa de rechazo fue del 19.2%, comparado con el 11% de blancos y asiáticos.

A los hispanos se les niega préstamos porque tienen deudas muy altas en comparación con sus ingresos, y a los afroamericanos porque no tienen historial de crédito suficiente, agrega la nota.

Además, ambos grupos no pueden escapar del grupo de riesgo porque generalmente ofrecen un enganche o pago inicial de la hipoteca del 10 % o menor, comprado con el 37 % de los blancos y el 31 % de los asiáticos, lo que también encarece los préstamos.

En cuanto a los intereses, el estudio señala que en el 2015 el 18 % de los hogares hispanos y el 23 % de los afroamericanos pagaban el 6 % por sus hipotecas, comparado con una tasa inferior a los 5 % de los demás grupos.

En opinión de Daniel Garza, presidente de la organización comunitaria Iniciativa Libre, a los latinos les cuesta mucho trabajo “acumular cierta riqueza que tiene el anglosajón”, y esa diferencia se nota en el momento de aspirar a comprar casa propia en las actuales circunstancias.

Garza señaló a la alta tasa de desempleo en la comunidad como una de las razones críticas por las cuales el sueño se mantiene alejado.

“Somos muy jóvenes, tenemos un promedio de edad de 27 años (10 menos que el resto de la población del país) y apenas estamos comenzando a trabajar y producir”, declaró a Efe.

detalló que el informe sobre empleo de diciembre situó el desempleo entre los hispanos en 5.9 %, y entre los “hispanos del milenio” en 7.2 %.

Mencionó además un estudio de su organización, que se dedica a educar a la comunidad hispana sobre los principios de libertad económica, que señala que los latinos han caído involuntariamente en el trabajo de medio tiempo, ante la falta de empleos u oportunidades laborales que valgan la pena.

Garza dijo que se debería culpar al Gobierno del desempleo debido al exceso de regulaciones laborales que incrementa el costo de las empresas y estanca los salarios.

“Faltan además oportunidades crediticias, porque el Gobierno asfixia a los bancos pequeños y ha cerrado miles de bancos que son la sangre que corre por las comunidades y dan vida al emprendedor”, aseguró.

De su parte, Aldo Quiñones, del Proyecto Resurrección de Chicago, atribuyó el problema a la falta de educación financiera de las familias hispanas que no saben distinguir las oportunidades existentes en el mercado “y quedan cautivas del primer banco que les ofrece crédito”.

“Además les meten miedo y les hacen creer que si van a otro banco van a perder la oportunidad de lograr una hipoteca”, declaró a Efe.

Según Quiñones, los latinos no tienen historial de crédito porque prefieren las transacciones en efectivo, “para no deberle a nadie”, y con ello terminan pagando tasas mayores de interés a los bancos.

More share buttons
Share on Pinterest