El amor en la vida de Jorge Luis Pila

Por en Entretenimiento 07/29/11 11:30am
Jorge Luis Pila. Cortesía Telemundo

La primera telenovela que Jorge Luis Pila protagonizó fue Al Norte del Corazón y la hizo junto a su ex esposa Anette Michell. Fue en 1997 cuando TV Azteca le dio la primera oportunidad para encabezar el elenco de este melodrama junto a la colombiana Danna García y Fernando Ciangherotti.

A raíz de ese trabajo, la gente lo empezó a identificar como galán de telenovelas, y fue entonces cuando llegó a su vida el protagónico de Yacaranday en el papel de Adrián, al lado de Aylín Mujica. Posteriormente vino Catalina y Sebastián al lado de Silvia Navarro y Sergio Basañez. Las oportunidades siguieron con Secreto de amor (2001), Súbete a mi moto (2002), Rebeca (2003), Ángel Rebelde (2004), Soñar no cuesta nada (2005), Mi vida eres tú (2006), Acorralada (2007) y Valeria (2008).

Como se puede ver, a Jorge Luis nunca le faltó trabajo desde el 2001 con una producción por año. Sin embargo, las oportunidades crecieron mucho más desde su ingreso a la cadena Telemundo, pues desde finales de 2009 a julio de 2011, Jorge Luis ha logrado tres protagónicos en serie y eso le está gustando a las seguidoras del galán que está de moda y que lo siguen en las redes sociales.

Interpretó al detective Jimmy Cardona en Más sabe el diablo, al comisario Cristóbal Rivas en ¿Dónde está Elisa?, al profesor de baile Lorenzo Lobos en Aurora y ahora se puede ver como el elegante y misterioso abogado Matias Santa María en “La Casa de al Lado” (Telemundo 10 p.m).

“Qué te puedo decir!”, dice con una sonrisa el galán nacido en La Habana, Cuba.

“Que bueno que me están tomando en cuenta y lo mejor es que a la gente le ha gustado el trabajo, ya sea en los que hice de policía o lo último en Aurora. Estoy muy contento con la empresa y vamos a ver qué sigue”, agrega con entusiasmo en conversación telefónica con HOY desde Miami.

Matías es un personaje que le llega a sus manos cuando menos se lo esperaba. “Para empezar (mi personaje) ya no es tan viejo, no sé por qué siempre me ponían de viejo”, expresa entre risas para luego describir el perfil de Matías Santa María, un abogado, de clase alta, refinado y por supuesto muy enigmático que llega para involucrarse en el misterioso entorno que rodea a la familia Conde y que se desencadenó desde el mismo momento que ocurre el asesinato de Adolfo (o Leonardo) al caer de un segundo piso en “La Casa de al Lado”, donde nada es lo que parece y todos son sospechosos.

Pero más allá de la pantalla, la vida de Jorge Luis también ha sido de telenovela. Tal parece que a pesar de ser el sueño de muchas mujeres, el actor no ha tenido suerte en materia del corazón. Se ha casado dos veces y las dos han finalizado en divorcio. Su pecado, puede haber sido el haberse involucrado sentimentalmente con gente de su entorno laboral.

“Yo tuve una relación hace muchísimo tiempo con la actriz Aura Christina Geither cuando estuve haciendo Secreto de Amor y duró aproximadamente como seis meses. Después de eso, con alguna persona del medio, con una actriz, nunca más”, dice.

“Es dificil manejar una situación con alguien que está en lo mismo o que estás conviviendo todo el tiempo. Ya tuve la experiencia con Anette, pero es cuestión de la persona y de saber manejarlo, influye en cierta forma, pero no determina el curso de la relación”, agrega convencido.

Pese a dos fracasos matrimoniales, Jorge Luis sigue creyendo en el amor y sin problemas habla del más grande, de aquella pasión que nació, dice, “hace cuatro años”.

“Está preciosa, toma clases de ballet, se ha dedicado a los estudios y le encanta la actuación, como que anda en eso ahorita, vamos a ver qué me depara el futuro con ella”, dice y hace una pausa…

¿De quién estás hablando?, le preguntámos y él responde: “De mi hija Sabrina Pila, por supuesto”, y lanza una carcajada.

Sabrina Pila, de cuatro añitos, según expresa, ha logrado sacar de él lo que nunca imaginó. “La verdad soy muy cariñoso, es mi primera y única bebé que tengo. Es un amor grande de padre-hija, hija-padre. Es impresionante y no podemos estar separados. Estamos trabajando mucho y no he podido estar básicamente todo el tiempo que he querido con ella, pero cuando estamos juntos es cien por ciento alegría y amor. No te lo podría describir con otras palabras. Ella vive con la mamá, conmigo, va y viene”, señala con entusiasmo.

Dice que aunque no puede ofrecerle tiempo de cantidad, le ofrece tiempo de calidad. “Totalmente. Cuando terminé Aurora, todo el tiempo estuve con ella. Los fines de semana cuando tengo chance salgo del estudio y la voy a buscar, me la llevo a los estudios y busco el tiempo que no hay para estar con ella y pasarla bien”.

Pareciera que ese amor lo llena tanto que no hay cabida para el amor de una mujer. “Estoy en una etapa en la que estoy dedicado a mi trabajo, a mi hija, que es lo único que tengo en mente. Si llega una persona a mi vida y las cosas suceden bien, adelante. No soy de las personas que anda buscando el matrimonio. En este instante estoy muy bien, pero si se da la oportunidad, pues bienvenido sea”, comenta.

El ser un buen padre, nos hace pensar que igualmente podría ser un buen hijo. Sobre este papel protagónico en su vida real, el actor tiene mucho qué decir y comienza por agradecer el tener cerca a sus padres.

“Gracias a Dios, ellos viven aquí conmigo. Tuve la oportunidad de traérmelos al año de salir yo de Cuba a México y de ahí para acá. Como quien dice, los tengo en la mochila, hasta el perro sigue con nosotros. Soy mucho de familia, no puedo estar lejos de mis padres por mucho tiempo, ellos son mi soporte, son mi ayuda, siempre han estado conmigo en las buenas y en las malas, entonces eso es algo que va intrínseco conmigo: primero la familia y después todo lo demás”, señala el actor.

De bailarín a galán

Se inició como bailarín, modelo y ahora es actor, ¿pero qué fue lo que lo llevó a los estudios de grabación? Jorge Luis lo cuenta. “Efectivamente comencé como bailarín de la cantante Yuri y ella comenzó a hacer una telenovela en México que se llamó ‘Volver a empezar’ con Chayanne y como yo estaba involucrado en aquel rollo, un día por pura casualidad me tocó entrar a unos estudios donde estaban grabando y desde ese momento me encantó esto. El set, las luces, las cámaras y me dije: ‘me gustaría hacer esto’. Hice un casting y con tan buena suerte me quedé en Televisa y hasta el día de hoy…”

De no haber sido actor, Jorge Luis dice que le hubiera gustado ganarse la vida con el bate en la mano. “Mira, yo siempre he dicho que me hubiera gustado ser pelotero (beisbolista). Creo que desde que nací, lo hice con la pelota y el bate en la mano. Desgraciadamente esto en mi país, Cuba, es un poco difícil, pero si hubiera estado en otro, olvídate que hubiera sido pelotero. No hay otra cosa, es algo que me encanta”, dice, aunque explica que no es fan de ningún equipo.“No soy fan de ver béisbol, soy fanático de jugarlo cada fin de semana. Jugamos softball con Telemundo, con los actores. Es más, [el actor] David Chocarro, también fue pelotero. Me gusta jugarlo y sudarlo”.

Como buen cubano, la música es otra de sus pasiones y eso al igual que otros recuerdos los tiene presentes desde que salió de Cuba. “Mis amistades, las playas, la escuela. Tengo muy buenos recuerdos, pues salí de Cuba siendo un bebé de 19. Con 38 años (su edad actual) todavía lo sigo siendo un bebé y como dicen por ahí “lo único que cambia es el valor de los juguetes”. Salí con ganas de ser alguien, de triunfar en la vida y la verdad que me siento muy orgulloso de lo poco o de lo mucho que logrado hasta ahora”.

Hoy, conocido en el medio como uno de los galanes latinos más cotizados, el actor dicen que no se siente intimidado de que sus fans le manifiesten que es él, el galán de sus sueños. “Al contrario, esa gente es la que me mantiene todos los días activo, sobre todo cuando me levanto todos los días a las 6 de mañana a ver sus twitters, porque es lo primero que hago al levantarme, de lo que me dicen y de sus palabras de apoyo. Sencillamente ese es el motor para seguir trabajando”.

Pese a sus papeles rudos, Jorge Luis no es ni la sombra de lo que sus personajes han sido en pantalla y una vez que la gente se le acerca es cuando se dan cuenta. “Después que me conocen cambian mucho su manera de verme o la imagen que tiene de mi cambia. Eso si me ha pasado ultimamente que me dice ‘yo pensaba que tú eras un tipo más rudo’ debe ser por mis personajes”, dice.

En cuanto a sus aspiraciones a llegar a Hollywood, el joven actor tiene sus reservas.”Es el sueño de muchos actores, pero a mi realmente no me quita el sueño, si se da la situación, pues adelante. Pero no soy de las personas que dicen voy a tomar la mochila y ahora me voy a Los Angeles para hacer casting. Primero no tengo la edad, tengo una familia que mantener. Soy muy objetivo en la situación, pero si un dia un productor me dice: tú como que me sirves para un personaje’, entonces encantado, pero no es lo que estoy buscando”, puntualiza.

Jorge Luis Pila, Contra la Pared

¿El mejor momento de tu vida?

Cuando nació mi hija.

¿El instante más vergonzoso?

Nunca he tenido ninguno.

¿Qué te hace llorar?

No estar cerca de mi familia.

¿La peor mentira que hayas dicho?

Jamás.

¿El mejor piropo recibido?

De todo… me han dicho (risas).

¿El lugar más atrevido donde has hecho el amor?

Qué te puedo decir… ¿En el auto?

¿Dónde vivirás cuando te retires?

En Miami, pero me gustan Los Cabos

¿En qué crees?

En las personas

¿Cuándo fue tu primera vez?

Primera vez… ¿de qué?

¿Escaleras o ascensor?

Escaleras.

¿Cómo prefieres, arriba o abajo?

Te lo dejo de tarea.

¿Cómo preferirías morir?

Feliz y en mi cama.

¿Quién es tu amor platónico?

Mi hija.

¿Qué te comprarías si ganas la lotería?

Una muy buena casa.

¿Tu mujer ideal?

Todas son ideales.

¿Te involucrarías con una fan?

Este… no lo sé

Te confirman que en el 2012 se acaba todo ¿Que harías?

Dejaría de trabajar, me voy a buscar a mi hija y esperaría hasta que llegue el día.

¿Te has hecho pipi en una piscina?

Ehhhhh claro que sí, es normal. (risas)