Jenni Rivera y otras estrellas que perecieron en un accidente aéreo

La identificación de Jenni Rivera, encontrada entre los restos del jet. REFORMA

REDACCIÓN-Un accidente de avión ha vuelto a ser la causa del trágico adiós de una estrella de la música en pleno esplendor de su carrera. La méxico-estadounidense Jenni Rivera, “La Diva de la Banda”, falleció el pasado 9 de diciembre a los 43 años al estrellarse la aeronave en la que sobrevolaba su querido México.

Nacida en 1969, en Long Beach (EEUU), la cantante había vendido más de 22 millones de discos y tenía millones de fans latinos que adoraban sus canciones inspiradas en la música de banda, la ranchera, la balada, la música pop y el corrido.

Su muerte se suma a una lista de músicos que marcaron una época y que fallecieron al estrellarse los aviones en los que se viajaban.

Entre las más recientes se encuentra la de la estadounidense Aaliyah, cuyo fallecimiento en agosto de 2001 dio la vuelta al mundo; tras haber grabado el vídeo del tema “Rock The Boat”, la carrera de la también modelo y bailarina escribió su final con letras de tragedia tras estrellarse el avión en el que viajaba en Las Bahamas.

Uno de los accidentes más trágicos de la historia de la música fue el que causó la muerte a Ritchie Valens, creador de la canción “La Bamba“, además de a Buddy C Holly y Jiles Perry Richardson, más conocido como The Big Bopper, que viajaban a bordo del avión que se estrelló en Iowa (EEUU) en 1959.

Un hecho que marcó el rock and roll y curiosamente guarda una relación con la muerte de David Box, quien fue cantante de The Crickers, grupo de Buddy Holly, que al igual que este falleció en un avión.

También la historia del tango tuvo un antes y un después del fallecimiento de Carlos Gardel. El “Zorzal criollo” murió en 1935 en un accidente aéreo en la ciudad colombiana de Medellín cuando realizaba una extensa gira latinoamericana.

Uno de los grandes misterios es la muerte del músico de jazz estadounidense Glenn Miller. Su cuerpo sin vida nunca fue hallado tras perderse la pista de la avioneta con la que sobrevolaba el Canal de La Mancha de camino a París en diciembre de 1944.

La carrera del rey del soul, Otis Redding, también tuvo un final trágico el 10 de diciembre de 1967, cuando su avioneta cayó en el lago Monona (Wisconsin).

El cantante y actor mexicano, Pedro Infante, falleció el 15 de abril de 1957 a los 39 años de edad, cuando el avión que él mismo piloteaba, se estrelló en Mérida, Yucatán (México).

Siete años antes, la actriz mexicana Blanca Estela Pavón, su compañera en filmes como “Nosotros los pobres, ustedes los ricos”, murió de la misma manera, cuando el avión comercial en el que viajaba se estrelló cerca del volcán Popocatépetl. Los hechos ocurrieron el 26 de septiembre de 1949. Pavón tenía 23 años.

Los autores de la famosa canción “Sweet Home Alabama” -el cantante Ronnie Van Zant, el guitarrista Steve Gaines y la corista Cassie Gaines, del grupo estadounidense “Lynyrd Skynyrd”- también perdieron la vida cuanto el avión en el que viajaban se estrelló en el estado de Mississippi (EEUU) en octubre de 1977.

Cinco años después, Randy Rhoads murió a los 25 años, cuando estaba en la cumbre de su carrera con Ozzy Osbourne y era considerado por la crítica como uno de los mejores guitarristas del rock.

Las causas del accidente no quedaron del todo claras; supuestamente, el fatal suceso se produjo cuando Randy Rhoads gastaba una broma a sus compañeros mientras sobrevolaba en una avioneta el autobús en el que descansaba el resto de la banda, que iba camino de Florida durante una gira, y un ala acabó recibiendo un golpe que desestabilizó el aparato.

En el caso del bajista Paul Avron Jeffreys, de Cockney Rebel, grupo conocido por “You make me smile”, no se trató de un accidente, sino de un atentado terrorista: él era uno de los 270 pasajeros que encontraron la muerte en el vuelo 103 de la aerolínea estadounidense Pan Am, derribado por una bomba sobre la localidad escocesa de Lockerbie en diciembre de 1988.


El autor

Agencia EFE es agencia de noticias Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.