Hasta el viernes confirmarán si los restos son de Jenni Rivera

Por en Entretenimiento 12/11/12 3:51pm

 

Lupillo Rivera, hermano de la cantante Jenni Rivera a su llegada el 11 de diciembre junto con algunos más de sus familiares, a la unidad de medicina forense del Hospital Universitario de Monterrey en el estado mexicano de Nuevo León, donde los restos de la cantante serían sometidos a pruebas de ADN. MIGUEL SIERRA/EFE

CHICAGO- No será hasta el viernes que las autoridades mexicanas corroboren que los restos encontrados en el accidente aéreo en Monterrey, Nuevo León (México) son los de la cantante Jenni Rivera.

Según reporta el diario Milenio, lo más pronto posible que la Procuraduría de Justicia del Estado puede tener los resultados de  la prueba de ADN que corroboren que entre las víctimas del avionazo estaba la artista y sus acompañantes, serían el próximo viernes.

La publicación destaca que de acuerdo a una juez allegada a las investigaciones periciales forenses del caso, esos serían los términos en el que podrían tener los resultados de los estudios de las pruebas de ADN que van a realizar, con los comparativos de las muestras que este martes sustrayeron de los hermanos de la cantante y del resto de los familiares de las víctimas del accidente aéreo.

Trascendió que será laboriosa la prueba pericial, porque en el lugar sólo encontraron restos de los cuerpos de cada una de las víctimas y primero tienen que clasificarlos para poder hacer los comparativos con las muestras que sustraigan de las personas que van a proporcionarlas para hacer la reclamación.

Los elementos de Servicios Periciales que acudieron al lugar de los hechos ocurrido en el tramo del Ejido El Ejocote, en el municipio de Iturbide, sólo recabaron restos de los cuerpos, pero desafortunadamente no encontraron las cabezas de ninguna de las personas que murieron la madrugada el pasado domingo.

Con los restos que encontraron tienen que hacer los comparativos para confirmar la identidad de cada uno de los occisos, y aunque normalmente esas pruebas tardan 15 días en confirmarse, en esta ocasión podría ser que estén concluidas para el próximo viernes 14 de diciembre, pero en el transcurso de la tarde-noche.

Hoy, el cantante Lupillo Rivera arribó a las instalaciones del Servicio Médico Forense, donde se espera que identifique los restos de su hermana Jenni Rivera.

Alrededor de las 9:25 horas, el cantante llegó a bordo de una camioneta Yukon café y, al notar la presencia de reporteros, ingresó por una puerta del área médica de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Rivera, quien vestía un atuendo deportivo negro, no quiso dar declaraciones y ante la insistencia de los reporteros en ningún momento bajó el vidrio de su camioneta.

Extraoficialmente se reportó que en la camioneta también viajaba uno de los hermanos de la cantante.

Aparentemente, Lupillo viajó desde Los Ángeles a la capital del  México en donde tomó un vuelo esta mañana para llegar a Monterrey, alrededor de las 8:30 horas, y trasladarse a las instalaciones del Semefo.

El 10 de diciembre, expertos en aeronáutica de México y Estados Unidos comenzaron una investigación sobre las causas del trágico accidente en el que murió Jenni cuyos resultados estarán listos en unos diez o quince días, informaron fuentes oficiales.

“No queremos que haya ninguna duda de qué fue lo que pudo haber pasado”, dijo en declaraciones radiales el secretario (ministro) de Comunicaciones y Transportes de México, Gerardo Ruiz Esparza.

Este lunes, personal de Protección Civil y de los equipos de servicios periciales y de rescate desplazados a la zona donde fueron hallados los restos del avión donde viajaban Jenni Rivera y otras seis personas reanudaron la búsqueda de evidencias en la zona, en el estado norteño de Nuevo León.

El grado de destrucción en el punto donde se estrelló la nave ha hecho muy difícil recuperar tanto restos humanos como materiales, pero se han encontrado ya objetos personales de los fallecidos, entre ellos la licencia de conducir californiana de la “Diva de la Banda”, como afectuosamente era conocida Jenni Rivera entre sus seguidores.

Aún sin causas claras de qué fue lo que pasó, el ministro mexicano Ruiz Esparza explicó que el Learjet 25 accidentado, fabricado en 1969, traía velocidad de crucero en el momento de estrellarse y pudo haber alcanzado “más de seiscientos kilómetros por hora” al estrellarse.

A partir de los hechos dijo ser partidario de “fortalecer todo” el sistema regulatorio mexicano en materia aeronáutica, no solo de aviones sino de helicópteros, para que no sean los accidentes como el de ayer “los que nos hagan llamados de atención”.

Uno de los puntos que podrían ser revisados es el introducir límites a la edad de los pilotos, ya que Miguel Pérez, uno de los dos que iban ayer en el avión, tenía 78 años, reveló la prensa.

“Creo que hay que regular eso de manera un poquito más estricta”, apuntó el ministro.
Por otra parte, el titular de la Dirección general de Aeronáutica Civil (DGAC), Alejandro Argudín, explicó que la aeronave “llegó a los 28,700 pies y desde allí se da un desplome abrupto hasta 9,000 pies, que es donde se impacta”.