Samuel L. Jackson habla sobre esclavitud, entretenimiento y armas en 'Django'

Samuel L. Jackson interpreta al oportunista y malvado esclavo 'Stephen' en "Django Unchained,", el nuevo film de Quentin Tarantino | Crédito: Jennifer S. Altman / For the Los Angeles Times)

Samuel L. Jackson ha encarnado algunos de los personajes más coloridos y extravagantes en películas de Quentin Tarantino en los últimos años, como Jules Winnfield, el sicario que cita escrituras en “Pulp Fiction” y el intrigante traficante de pistolas Ordell Robbie en “Jackie Brown”.

Pero en esta ocasión Jackson toma el papel más resbaladizo moralmente en la comedia violenta y oscura de Tarantino “Django Unchained”. Como el esclavo de la casa llamado Stephen, Jackson interpreta a un oportunista y conspirador esclavo del untuosamente malvado propietario de la plantación, Calvin Candie (capataz de “Candieland”), interpretado por Leonardo Di Caprio. Bajo el pretexto de velar por su propietario, Stephen maneja cada situación y desafío a su ventaja.

El LATimes conversó con Jackson sobre como reinventó el personaje de esclavo, la relación de Hollywood con la cultura negra y hasta las raíces de los tiroteos en las escuelas.

Interpretas a un esclavo que no hemos visto mucho en la pantalla – alguien que no es una víctima y se podría decir que malvado. ¿Fue difícil para ti?

No creo que haya duda de que Stephen es uno de los negros más despreciados en la historia del cine. Es malo sin pedir disculpas. Él es el poder detrás del trono. Él es el Dick Cheney de Candieland. Pero también entiendo su posición. Él no quiere alterar el orden de las cosas. En la plantación, el puede funcionar como un hombre libre. Pero él va 75 millas de distancia y él es sólo un esclavo ordinario.

¿Pensaste en darle ciertas características interesantes? Incluso tus papeles de personajes malos suelen tener un cierto lado cómico.

Yo no soy uno de esos actores que se siente que debe agradarle al público. Stephen es divertido – al menos hace cosas interesantes. Hay una jocosidad insultante en él. Pero sigue siendo insultante.

Parte de la fuerza del personaje proviene de su aspecto – un hombre viejo, barrigón y cojeando. No es el personaje que suele interpretar Samuel Jackson.

[Risas.] No, no lo es. Por lo menos, espero que no lo sea. Quentin y yo queríamos dar a Stephen un cierto aspecto – queríamos que luciera como el esclavo más viejo del lugar. Lo cuál es. Pero también queríamos que fuera fuerte e inteligente. Se ve débil, pero también hay algo más allí.

Tal vez debido a que toca un tema tan grave como la esclavitud, que solemos ver solo en dramas, y lo contextualiza en una fantasía y comedia, es probable que la película se enfrente a algunas críticas. ¿Qué le dirías a alguien que dice que la película no respeta la esclavitud y sus horrores?

Quentin tiene una afinidad por escribir cosas horribles que luego te hacen reír. Así que ahí está la escena con Jonás [Hill], donde el Ku Klux Klan está reunido y están a punto de ir a hacer algunas cosas terribles, pero empiezan a discutir sobre sus capuchas porque no pueden ver a través de ellas. Creo que es peligroso si tomas sus películas para aprender historia. Pero el está haciendo entretenimiento. Esperamos que te haga ir a hacer preguntas y buscarlo en Google. Si realmente quieres aprender algo de una película, ve a ver un documental.

Hollywood en general parece estar un poco más dispuesto a hacer historias sobre la historia afro-americana, pero esas películas son todavía pocas y distantes entre sí. ¿Eso te molesta?

Están haciendo entretenimiento. No se les puede culpar por eso. Y todo se reduce a lo que la gente quiere ver cuando están comiendo palomitas. Acabo de ver esta película “Sex Traffic”. Es un documental sobre el comercio de esclavas sexuales en toda Europa. Peliculón. Pero nadie lo va a ver. O como “The Hurt Locker”. El ganador del Oscar. ¿Alguien fue a verla? No. No se puede culpar a Hollywood por querer hacer entretenimiento.

Esta película tiene una buena cantidad de la violencia armada y puede ser un poco frívola al respecto. ¿Eso deja algo que decir con lo sucedido en Connecticut?

No creo que las películas o los juegos de video tienen nada que ver con eso. No creo que [detener la violencia armada] se trata de tener más control de armas. Yo me crié en el Sur con armas de fuego por todas partes, y nunca disparamos a nadie. Este incidente es causado por gente a la que no se les enseña el valor de la vida “.

Por Steve Zeitchik de Los Ángeles Times


El autor

Los Angeles Times es contribuidor Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.