Latino Inaugural 2013

Por en EEUU 01/21/13 11:41 AM

TE PUEDE INTERESAR: Marc Anthony, en entrevista habla sobre los latinos y Barack Obama. De los archivos de Vivelohoy.

WASHINGTON-  Forjados en la larga tradición de artistas latinos que dejaron su huella en Estados Unidos, íconos hispanos del espectáculo se congregaron anoche en el Centro Kennedy para celebrar el inicio del segundo mandato del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Fue el cierre y la noche de gala del Latino Inaugural 2013, una serie de eventos que reflejó la creciente influencia de los latinos en la vida política del país y en esta ciudad.

El esfuerzo tuvo como cara más visible a la actriz Eva Longoria, quien la noche del 20 de enero, enfundada en un vestido estraples color durazno, actuó como presentadora en la fantástica Ópera del Centro Kennedy.

La noche comenzó con José Feliciano, sentado bajo una luz tenue junto a su guitarra, entonando el himno de Estados Unidos, a quien la gente lo aplaudió de pie.

Luego, un video recordó el enorme legado que han dejado los hispanos en Estados Unidos, al mostrar imágenes Rita Moreno, Óscar de la Renta, Celia Cruz, Rita Hayworth, Carlos Santana, Selena, y también de figuras del deporte, como Óscar de la Hoya, así como políticas, como la jueza de la Corte Suprema, Sonia Sotomayor.

“La historia de los latinos es la historia del país”, dijo Longoria al presentar el evento y a una de las grandes sorpresas de la noche: el vicepresidente Joe Biden, quien apareció en el escenario junto con toda su familia y brindó un pequeño discurso.

Luego, llegó el desfile de estrellas: Marc Anthony, Raúl Esparza, Wilmer Valderrama, Mario López, Rita Moreno y Chita Rivera, quienes cantaron juntas por primera vez en un escenario, y lo hicieron nada menos que en la Opera Nacional del Centro Kennedy, un espacio único para las artes en Estados Unidos, que anoche quedó envuelto en ritmo de salsa.

El pianista Llewellyn Sánchez-Werner, la persona más joven en ser admitida en la prestigiosa Escuela de Música Juilliard, dio muestras de su talento con una actuación que levantó al público de sus asientos.
Esto también lo consiguió el tenor peruano Juan Diego López, quien cantó una versión inolvidable de “Amapola”.

Marc Anthony cantó, pero tuvo una tarea muy especial: presentar al Alcalde de San Antonio, Texas, el demócrata Julián Castro, quien este año se convirtió en una de las sensaciones de la Convención Nacional Demócrata, donde fue uno de los oradores especiales.

“Nuestra voz unida puso al mejor hombre en la Casa Blanca”, dijo Anthony, manteniendo el mismo tono político en toda la velada, en la que el arte fue el vehículo elegido para impulsar un mayor espacio de los hispanos en la vida ciudadana de Estados Unidos.

La Ópera Nacional estuvo completa, y las presentaciones incluyeron también al Ballet Hispánico, el Coro de Niños de San Jan y hasta una banda de mariachis que recibió a los invitados antes de que comenzara el espectáculo.

Lejos de que todo terminara una vez que cayó el telón, los invitados pudieron disfrutar de música latina durante la recepción que se celebró apenas los artistas dejaron el escenario.

CON INFORMACIÓN DE REFORMA