Restringen acceso a tumba de Jenni Rivera

Entrada del cementerio All Souls donde se ubica la tumba de Jenni Rivera, en Long Beach, la ciudad californiana donde nació "La Diva de la Banda", a la espera de un funeral y un homenaje póstumo. EFE

La tumba en la que está sepultada la cantante Jenni Rivera se está construyendo de tal manera que no se permita el acceso más que a familiares y amigos cercanos, por lo cual ni la prensa ni los admiradores de la fallecida podrán visitarla, informó el portal Perez Hilton.

El cuerpo de la llamada “Diva de la Banda” está sepultado en el cementerio All Souls en Long Beach, pero todavía no se colocan los detalles y acabados.

En las inmediaciones, un cerco de seguridad prohíbe el paso a periodistas, fans y cualquier otra persona que no esté autorizada por la familia de Jenni, lo que ha provocado molestias y desilusión entre los interesados en acercarse a su ídolo.

Otros declaran que la verdadera ubicación de la tumba no ha sido revelada por órdenes de los deudos, quienes no quieren que personas ajenas se aproximen.
“Es comprensible que la familia no quiera que estemos cerca de la tumba, pero Jenni era de la gente y la gente quiere ver dónde descansa en paz”, declaró un fan al portal.

Semanas atrás, varias personas informaron que un grupo de ejidatarios de La Colorada, Nuevo León, cobraban 600 pesos a cada uno de ellos por darles un tour por la zona donde se desplomó el avión de Jenni el 9 de diciembre.

En dicho percance murieron también el publirrelacionista de Jenni, Arturo Rivera; su maquillista, Jacob Llenares; su abogado, Mario Macías; su peinador, Gerardo, y los pilotos Miguel Pérez y Alejandro Torres, por lo que no hubo sobrevivientes.

En

Entretenimiento

Temas en este artículo

Jenni Rivera, muerte, tumba

El autor

Agencia Reforma es contribuidor Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.