Oscar 2013: ‘No’, el poder y efecto de una campaña publicitaria

Por en Entretenimiento 02/24/13 11:53am
Pablo Larraín, director de ‘No’ y el protagonista, el mexicano Gael García Bernal. El filme se estrenará a nivel comercial el 8 de marzo. GETTY

CHICAGO- Gane o pierda el Oscar, “No” hará historia.

“No”, la primera película chilena en la historia nominada al Oscar y que compite en la categoría de Mejor Película Extranjera en la 85va. edición de los premios de la Academia que se realiza este 24 de febrero, nos permite tener varias conversaciones y puntos de vista al respecto.

Basada en la obra de teatro “El plebiscito” de Antonio Skármeta, la película nos cuenta cómo se gestó la campaña del “No”, en el plebiscito que se dio en Chile en 1988 para quitar a Augusto Pinochet del poder.

Dirigida por Pablo Larraín, “No” tiene como protagonista principal al actor mexicano Gael García Bernal, quien interpreta al publicista René Saavedra, quien será responsable de armar la campaña publicitaria del “No”.

En la vida real, el personaje de Bernal se inspiró en varios individuos, responsables de la campaña, como el publicista Eugenio García y Jaime de Aguirre, responsable de la composición del que fue “el himno” del No: “La alegría ya viene”.

No resulta lo mismo ver “No” con una óptica ajena. Para la proyección adelantada en Chicago para la prensa de “No”, decidí invitar a Mario Venegas, de origen chileno, radicado en la ciudad y que fue víctima y sobreviviente de la dictadura de Pinochet.

“Ya no estaba en Chile en el momento del plebiscito,  hay cosas que están en el documental (en ‘No’) que fui siguiendo a través de las noticias, de la televisión (…). Para mí, personalmente, hay una cantidad de contradicciones: Mucha alegría, tristeza, dolor, porque  (el filme) hace que vuelvan muchas cosas de las que fui testigo durante el golpe militar”, comentó Venegas a HOY.

Describe a “No”, como una película bien hecha desde “el punto de vista de Hollywood”, aunque desde el punto de vista del contenido, destaca que sólo se aborda el momento de la campaña de mercadotecnia creada para el plebiscito.

“Se aísla el hecho de que ese ‘No’ fue conseguido con la lucha del pueblo chileno por muchos años en contra de la dictadura, lucha que costó muertos, exiliados, desaparecidos y  torturados; (el filme) no está inventando nada, pero no refleja la participación del pueblo”, dijo Venegas

“No”, sin embargo, funciona para despertar la curiosidad del espectador, ajeno a la problemática chilena y lo invita a indagar para querer entender en qué contexto se dio el momento histórico.

“Ayuda a educar, a informar a mucha gente que no participó,  a gente en el extranjero; ojalá (el filme) sea visto por estudiantes de secundarias y universidades”, agregó Venegas.

“No” permite también estudiar cómo se forma una campaña publicitaria exitosa para vender un producto a las masas. Es cierto que, vendió el concepto de la alegría como algo inmediato tras ejercer el voto, aunque esa alegría, a palabras de Venegas, no ha llegado del todo a Chile a 25 años de distancia.

“La alegría no llegó porque los gobiernos sucesivos  en Chile no lograron satisfacer las aspiraciones, los deseos, la alegría que la gente quería. En términos económicos no hubo muchos cambios. Desde el punto de vista de mercadeo, lo hicieron bien, pero no podemos olvidarnos del pasado”, concluyó Venegas.