Recuerdan a los indocumentados muertos en la frontera (FOTOS)

Por en EEUU 10/31/11 11:00 AM
María Carvajal llevaba la foto de su hermano René, muerto en la frontera entre Arizona y México. EFE

TUCSON, ARIZONA — Cargados con cruces blancas de madera, flores de colores y fotografías caminaron este lunes por las calles de Tucson decenas de personas en una marcha organizada en memoria de los indocumentados que anualmente fallecen en la frontera de Arizona con México.

“Llevo conmigo la fotografía de mi hermano, porque me recuerda cuando lo cargaba de pequeño”, contó María Carvajal, una inmigrante mexicana de 42 años.

Su hermano menor, René, de 32 años, falleció en el desierto de Arizona cuando cruzó la frontera de manera ilegal tras ser deportado en agosto de 2009.

El inmigrante mexicano originario de Chihuahua decidió “jugársela” y tratar de cruzar la frontera nuevamente porque, según su hermana, “no tenía otra opción”.

“René tenía más de diez años viviendo en Arizona, su esposa, sus cinco hijos, su madre y sus hermanos vivían aquí. No se podía regresar sólo a México”, dijo Carvajal mientras caminaba cargando una cruz hecha por ella con el nombre de su hermano.

El inmigrante indocumentado, que tenía dos trabajos para mantener a sus hijos, fue detenido por la policía en Tucson mientras conducía y por no tener una licencia de conducir lo entregaron al servicio de inmigración.

“Sabíamos que iba a intentar cruzar la frontera de nuevo. Fueron 13 días que no supimos nada de él hasta que el 18 de agosto del 2009 nos avisaron que habían encontrado su cuerpo”, dijo Carvajal sin poder contener sus lágrimas.

Durante el año fiscal 2011, que finalizo el pasado 30 de septiembre, la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona reportó la muerte de 183 indocumentados, de los que 110 eran hombres y 20 mujeres. Del resto su género no pudo ser identificado.

Estas cifras están basadas en el reporte de la Oficina del Médico Forense del Condado Pima en el sur de Arizona.

Según la Patrulla Fronteriza del sector de Tucson, que abarca el 90 por ciento de la frontera de Arizona, desde el 1 de octubre del 2010 y hasta finales del agosto de 2011 se registró la muerte de 166 indocumentados, 68 menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Las cifras finales del año fiscal 2011 de la Patrulla Fronteriza aun no están disponibles.

Kat Rodríguez, vocera de la Coalición de Derechos Humanos de Arizona, uno de los grupos que organizó la marcha, dijo a Efe que a pesar que este año la cifra de muertos descendió en comparación con ejercicio fiscal anterior (cuando se contabilizaron 253 muertes), “se deben de tomar en cuenta otros factores”.

Explicó que en el ejercicio fiscal 2009 también se reportaron 183 fallecimientos, pero el número de detenciones de indocumentados fue mucho más grande de lo que es ahora.

“Vemos menos gente cruzando, pero la misma cantidad de fallecimientos, y éstos son sólo los cuerpos que se logran recuperar. El verdadero número de personas que murieron en el desierto quizás nunca lo sabremos”, puntualizo Rodríguez.

Este es el undécimo año que la coalición organiza la caminata para honrar la memoria de los fallecidos en la frontera de Arizona.

Una semana antes, voluntarios se reúnen para pulir, pegar y pintar cruces de madera de color blanco, una por cada persona fallecida durante el año.

Desde que comenzó esta marcha en el 2000, la coalición ha hecho 2.287 cruces. Cada una lleva el nombre de la persona fallecida y, en el caso de quienes no fueron identificados, sólo se escribe en letras negras “desconocido”.

El grupo caminó unas cuatro horas haciendo algunas paradas, desde una iglesia en el sur de Tucson hasta la Misión de San Xavier, a las afuera de la ciudad.

Al final de la camina, las cruces de este años se juntaron a las de años anteriores formando un circulo mientras se honró la memoria de los fallecidos.