Incendio deja a varios sin empleo

Por en Chicago 12/30/12 4:28 PM

Antonio Jiménez veía el domingo por la mañana lo que quedó de la fábrica de muebles, en donde trabajó por los últimos 10 años, en el suroeste de Chicago.

En el inmueble podían verse algunos bomberos que hurgaban entre los escombros del inmueble en el 2444 W. 21st St., en donde aún salía humo y olía a quemado.

Jiménez, de 40 años, dijo que ahora le toca buscar otro empleo y tratar de recuperar sus herramientas que quedaron en el lugar, aunque con las llamas y el agua que usaron los bomberos para apagar el siniestro, dijo que tenía pocas esperanzas de recuperarlas.

Guillermo García, otro trabajador, dijo que él estaba en la misma situación y agregó que en el lugar trabajaban unas 25 personas.

“Todos nos quedamos sin trabajo”, dijo García, de 50 años y recordar que apenas les había llegado una orden.

Según el diario Chicago Tribune, el incendio empezó alrededor de la 1:12 pm del sábado en el inmueble de dos pisos y para las 2:43 pm el edificio empezó a colapsar. Las llamas fueron controladas a eso de las 3:47 pm.

Larry Langdon, un portavoz de los Bomberos, dijo que el incendio fue tan voraz que los bomberos entraron al edificio hasta las 3 pm.

Como respuesta al incendio, se llamó a un plan de emergencia de Clase 1, que envió seis ambulancias al lugar y se emitió una alerta de Nivel 1 por materiales peligrosos.

Aunque, al final del incendio no se reportó ningún lesionado.

El incendio también ocasionó que el servicio de tren la línea rosa de CTA fuera suspendido hasta las 6 pm entre las estaciones Polk y Central Park por la proximidad de las vías a las llamas, por lo que autoridades usaron autobuses para transportar a los pasajeros entre esas estaciones.

El servicio, sin embargo, no fue afectado en el resto de las estaciones.

Tanto Jiménez  como García indicaron que es la segunda vez que el edificio era presa de las llamas, pero en la primera ocasión meses atrás, los bomberos lograron controlar el incendio.

Esta versión no pudo ser confirmada por los Bomberos, que seguían investigando las causas del incendio.

En está ocasión, afortunadamente, no hubo fatalidades luego que en noviembre pasado dos bomberos fallecieron en un período de dos semanas.

Walter Patmon murió tras regresar de combatir un incendio y Herbert “Herbie” Johnson falleció mientras combatía uno.