Sigue la racha de homicidios y tiroteos en Chicago

Por en Chicago 01/13/13 4:53 PM

Rey Dorantes se convirtió en la víctima más joven de la violencia tras ser baleado frente a su casa en el vecindario de Humboldt Park., el viernes pasado.

Según la Policía de Chicago, Dorantes, de 14 años, estaba frente a su domicilio en la cuadra 2400 W. Augusta Blvd., a las 11:50 am del 11 de enero cuando dos sujetos se le acercaron  y dispararon.

Dorantes, quien iba a cumplir 15 años, el próximo martes, recibió varios impactos de bala en el pecho y fue declarado muerto en el lugar de la balacera, según la oficina del Médico Forense del Condado de Cook.

Horas antes, Victor Vega, de 15 años, y otro joven fueron baleados a eso de las 6:40 pm cuando caminaban en la cuadra 2600 S. Ridgeway Ave.

Según el diario Chicago Tribune, un sujeto se acercó y les gritó algunas proclamas de pandillas y les disparó. Vega fue herido de bala en el torso y fue trasladado al hospital Mt. Sinai en donde fue declarada su defunción.

La tercera víctima fatal hasta el domingo por la tarde fue Damián Barnes, de 22 años.

De acuerdo con la estación CBS Chicago, Barnes estaba en un auto estacionado en el 1300 S. Harding Ave., cuando un desconocido se metió al vehículo y le disparó por la espalda.

Barnes fue trasladado al hospital Mt. Sinai, en donde falleció el sábado por la madrugada.

El tiroteo más reciente ocurrió a las 12:30 pm del domingo en la cuadra 11700 S. Normal Ave., en donde un adolescente, de 17 años, fue herido. El jovencito fue llevado al hospital Roseland en donde recibía tratamiento.

Hasta el cierre de esta edición, la Policía investigaba los incidentes aunque no había detenido a nadie por los tiroteos y homicidios.

Lo anterior ocurre, mientras el jefe de Policía de Chicago, Garry McCarthy, indicó que la solución a la violencia, no son más armas, sino leyes anti armas más estrictas.

El año pasado, Chicago terminó con 506 homicidios, un número más alto de asesinatos que Nueva York y Los Angeles.