En Chicago luchan por un salario mínimo de $15 la hora

Por en Chicago 04/24/13 4:07 PM

CHICAGO – Felipe Bernal se la pasó el miércoles caminando por las calles de Chicago protestando de tienda en tienda para pedir que le aumenten su salario.

Bernal, de 38 años, es lavaplatos de un restaurante en el centro de Chicago y dijo que los $9.50 que le pagan por hora no le alcanza para vivir y mantener a su madre anciana y enferma, así que debe trabajar dos empleos para subsistir.

Bernal fue uno de los centenares de trabajadores de restaurantes y tiendas que realizaron un paro laboral de un día para presionar a que empleadores como McDonald’s, Subway, Dunkin Donuts, Macy’s, Sears y Victoria’s Secret, entre otros establecimientos, aumenten el salario mínimo a $15 por hora.

El paro fue coordinado por una coalición de organizaciones laborales y comunitarias, que en noviembre de 2012 iniciaron la campaña “Lucha por los $15” para que aumente a esa cantidad el salario mínimo.

El sueldo mínimo en Illinois es, desde el 1 de julio de 2010, de $8.75 la hora.

Por otro lado, la Cámara de Comercio Chicagoland (CCC) se ha opuesto al aumento del salario mínimo al alegar que afectaría económicamente a las empresas, provocaría que se muden de Chicago y reduciría la base fiscal del municipio.

Las actividades del miércoles empezaron desde las 5:30 am en dos restaurantes de comida rápida del centro de Chicago y continuaron por el resto día, según un comunicado de la coalición.

“A mí, $ 9.50 no me alcanza para vivir y mantener a mi madre”, dijo Bernal, quien caminaba por Michigan Ave.

Las palabras de Bernal se perdían entre el ruido de tambores y los coros de “Lucha por los $15” de las decenas de trabajadores que caminaban por el centro de la ciudad.

Deivid Rojas, del Comité Organizador de Trabajadores de Chicago (WOCC), dijo que el paro también tiene como meta que a los trabajadores se les permita organizarse en sindicatos sin que sean objeto de represalias.

Miguel Tirado, otro de los manifestantes, dijo que al aumentarle el salario mínimo a $15 por hora es una forma de que los empleadores reconozcan su trabajo y valoren a sus trabajadores como seres humanos.

Tirado, de 34 años, dijo que tiene dos trabajos porque con uno no le alcanza para mantener a su familia.

“Tengo una niña de 6 años. Cuando salgo a trabajar a las 7 am ella está durmiendo y cuando regresó del trabajo a las 12 am ella ya está durmiendo. (Así que) casi no tengo tiempo de convivir con ella. Creo que si ganara un salario de $15 por hora tendría más tiempo para convivir con ella”, opinó Tirado, quien portaba un cartel con el lema “valemos más”.

Aimee Crawford, de 56 años, dijo al diario Chicago Tribune que el salario de $8.75 por hora que gana en un restaurante lo tiene que suplementar con sus fondos de retiro porque de otra manera no le alcanzaría para vivir.

Como parte de la campaña, la coalición ha publicado reportes sobre como el salario mínimo actual no satisface las necesidades básicas de las familias y su efecto negativo en la educación de los hijos de los asalariados, entre otros factores.

La coalición indicó que las actividades del miércoles preceden a un paro de trabajadores de Wal-Mart la semana pasada y a semanas de que 400 trabajadores de restaurantes de comida rápida hicieron lo mismo en Nueva York.