Mexicanos en Chicago celebran el Cinco de Mayo

Por en Chicago 05/5/13 3:40 PM

CHICAGO – Juan Manuel Herrera y su familia esperaban pacientes que pasaran los charros montados a caballo en el desfile del Cinco de Mayo, en el suroeste de Chicago.

“Ya son ocho años que venimos cada año para enseñarles  a los niños las tradiciones de uno”, dijo Herrera, de 33 años y quien reside en el municipio de Harvey.

Sus hijos le piden cada año que los deje montar en un poni o le piden que le compren uno, dijo Herrera, quien agregó que era algo muy bonito que los niños conserven las tradiciones de sus padres.

Herrera y su familia fueron una de las centenares de personas que disfrutaron de un día soleado, aunque fresco, en Chicago al celebrar el 151º aniversario de la Batalla de Puebla.

La Batalla de 1862, según historiadores, fue muy importante no sólo para detener el avance del imperialismo francés en México, sino en toda Latinoamérica.

En Estados Unidos, los mexicanos radicados de este lado de la frontera empezaron a celebrar la derrota de los franceses tan pronto se enteraron de la victoria de los mexicanos y el mismo gobierno estadounidense la celebra.

En una declaración, el presidente Barack Obama dijo que hoy (domingo) “honramos de la victoria de los mexicanos en su lucha por la libertad hace 151 años.  El Cinco de Mayo celebramos las contribuciones y la herencia de los mexicoamericanos y reconocemos los fuertes lazos culturales, familiares y económicos entre Estados Unidos y México”.

En Chicago, ya son más de 30 años que se celebra el desfile entre los vecindarios de Pilsen y La Villita, según Fabián Morales, presidente de la Federación de Guerrero y colaborador de la organización del evento.

El desfile se llevó a cabo por Cermak Rd., entre Wood St y Kedzie Ave., como cada año, aunque brevemente se celebró por Marshall Blvd.

Morales indicó que el gran mariscal del evento fue Arnulfo Valdivia, director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en representación del gobierno mexicano, ya que en este momento Eduardo Arnal, el antiguo cónsul, ya no está al mando de la sede consular y el nuevo, Carlos Martín Jiménez, no ha llegado.

De regreso al desfile, los niños reían al pasar los caballos o la participación de grupos como los Chinelos, que bailaban en trajes multicolores representativos de Morelos.

En el desfile no faltaron los grupos de oriundos de Durango, Zacatecas. Hidalgo y Chihuahua, entre otros estados de la república mexicana.

En el desfile, también, participó un grupo que aboga por la reforma migratoria y contra las deportaciones, al igual que lo hizo en la marcha del Dia del Trabajo.

Como cada año, tampoco faltaron los vendedores de chicharrones, tamales, frutas, paletas, o banderitas a lo largo de la ruta del desfile.

El evento, por otro lado, transcurrió con algunos incidentes.

La Policía detuvo a varios jóvenes que parecían pandilleros en algunos puntos del desfile.

En la cuadra 2700 W. Cermak Rd., dos grupos de jóvenes empezaron a insultarse. Uno de los grupos se alejó y a los pocos minutos se apostaron en el lugar varios oficiales de Policía para vigilar el área.

Un portavoz de la Policía no había respondido hasta nuestro cierre para comentar sobre el número y la razón de los arrestos.