La Corte Suprema revisará la controversial ley SB 1070 de Arizona

GETTY

En lo que podría ser una decisión histórica, la Corte Suprema aceptó este lunes revisar la controvertida y restrictiva ley migratoria de Arizona, la cual dio pie a leyes similares en otros estados y que están dirigidas a combatir la inmigración indocumentada.

El diario The Washington Post informó que la jueza Elena Kagan no participará en el caso Arizona, debido a que trabajó en el tema durante su estancia como procuradora general del presidente Barack Obama.

El Departamento de Justicia entabló varias demandas para frenar los esfuerzos estatales que castigan a los indocumentados en Estados Unidos, y logró bloquear las partes más restrictivas de la ley de Arizona.

La Corte Federal de Apelaciones del 9° Circuito estuvo en lo correcto al decidir que Arizona, al intentar combatir la inmigración ilegal, estaba adoptando una posición que sólo le compete al gobierno federal, dijo la Administración Obama.

Arizona por su parte, según el diario Los Angeles Times, argumenta que el “inadecuado” sistema migratorio afecta particularmente a ese estado fronterizo y que la ley aprobada (SB 1070) busca cooperar con leyes federales para combatir el problema y no necesariamente asumir los poderes del gobierno federal.

Al convertirla en ley en abril de 2010, Jan Brewer, la gobernadora republicana de Arizona, dijo que la medida era para “resolver una crisis que no generamos y que el gobierno federal rehúsa arreglar”.

Los puntos bloqueados en la ley de Arizona son cuatro: 1) Convertir en crimen estatal el estar ilegalmente en el país y no inscribirse con el gobierno federal. 2) Hacer ilegal el buscar trabajo o trabajar sin autorización. 3) Pedir a las policías locales determinar el estatus migratorio de un detenido si creen que se encuentra aquí ilegalmente. 4) Permitir arrestos en base a creencias de que un individuo está en el país ilegalmente.

El Times añade que Paul Clement, ex procurador general de EEUU, representó a Arizona y argumentó que los estados tienen el “poder inherente en su policía” para hacer cumplir las leyes en sus estados.

Pero Donald Verrilli Jr., actual procurador general y que representa a la Administración Obama, recomendó a la corte el mes pasado rechazar la apelación de Arizona.

Los magistrados indicaron que revisarán el caso Arizona vs. Estados Unidos y que presentarán sus argumentos en abril.

La decisión que se tome podría indicar el futuro de leyes similares en estados como Alabama, Georgia, Indiana, Carolina del Sur y Utah.

En los primeros tres años de la Administración Obama, un total de 1.2 millones de indocumentados han sido deportados, lo cual es considerado un récord. En comparación, en los ocho años de la administración Bush, esa cifra fue de 1.57 millones.


El autor

Octavio López es Breaking News Center Editor Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.

Comentarios

  • Se ve que pudo mas la aportacion economía judia a su campaña que las promesas del cambio emigratorio ,,,
    llevando consigo nomas el boto latino, aportando mas al historial de defraude hacia la comunidad latina e inmigrante ''mi opinión''