La mitad de la gente en EEUU depende ya de un ‘smartphone’

Por en EEUU 03/1/12 5:12pm
Los Android, seguidos de los iPhone, son los aparatos más populares. BlackBerry está a la baja. JOSEP LAGO/GETTY

Recuerdo con cierta nostalgia cuando los teléfonos eran los suficientemente ‘inteligentes’ para obligarte a recordar un número, marcarlo y hacer una llamada.

Después de todo, para eso los crearon. Sin embargo, los avances tecnológicos han permitido que los teléfonos ofrezcan tantas opciones que ahora incluso se llaman smartphones, pero para lo que menos los utilizamos es para llamar.

Pero, ¿a qué viene todo esto? A una nueva encuesta de Pew Internet & American Life Project que determinó que cada vez es más la gente que se suma al uso de los smartphones.

Según la encuesta, casi la mitad de la gente que vive en Estados Unidos tiene uno de e esos aparatos, un cambio sustancial compara con el 35 por ciento de la gente que el año pasado “dependía” de los smartphones.

La encuesta también encontró que 88 por ciento de los adultos en EEUU tiene un celular, al tiempo que se reduce el número de personas que se queda con un modelo básico de celular.

¿Y quién va en desventaja en la carrera de los smartphones?

Resulta ser Blackberry, pues sólo el 6 por ciento de los dueños de un celular dice contar con uno de esos aparatos en 2012 (el año pasado era el 10 por ciento). En comparación, 20 por ciento de los dueños de un smartphone dijo contar con un Android (15 por ciento en 2011), mientras el 19 por ciento dijo tener un iPhone (10 por ciento en 2011).

Otros factores a tomar en cuenta son la edad. La encuesta indica que el 71 por ciento de la gente entre 25 y 34 años son más propensos a tener un smartphone. Le siguen de cerca, con 67 por ciento, la gente entre 18 y 24 años. En tercer lugar, con 44 por ciento, está la gente entre 35 y 44 años.

Todos estos grupos vieron un crecimiento de doble dígito (entre 10 y 18 por ciento) en el número de personas que cambiaron a un smartphone.

El factor económico fue también importante. El 71 por ciento de la gente con ingresos de $75,000 o más al año dijo contar con un smartphone, mientras que sólo el 34 por ciento de aquellos con ingresos inferiores a $30,000 anuales dijo haber comprado uno.

En cuanto a grupos étnicos, el mayor avance se vio entre los blancos no hispanos, pues 45 por ciento de ellos dijo contar con smartphone. En comparación, el año pasado sólo 30 por ciento dijo tener uno.

Entre los hispanos y los afroamericanos, la cifra es similar. 49 por ciento en ambos grupo dijo contar con un smartphone.

Cifras interesantes, pero que te ponen a pensar. Este miércoles, Pew Internet & American Life Project hizo público un estudio en el que aborda los beneficios y las consecuencias de nuestra dependencia en la tecnología.