¿Quién era Griselda Blanco?

Griselda Blanco (1943-2012) 'la reina de la cocaína´ en una imagen del documental 'Cocaine Cowboys´. MAGNOLIA PICTURES

Peor que cualquier hombre que estuviera involucrado en el narcotráfico. Decadente. Coleccionaba riqueza . La llamaban “la viuda negra” y “el ángel de la muerte”.

Así era Griselda Blanco, la reina de la cocaína colombiana,  según narran varios agentes de la DEA en el documental “Cocaine Cowboys” (2006), dirigido por Billy Corben.

Blanco, de 69 años, fue asesinada el 3 de septiembre en Medellín. Recibió disparos en la cabeza propinados por un sicario que huyó en motocicleta, cuando salía de una carnicería del barrio Belén en el sector de Medellín.

Griselda Blanco nació el 15 de febrero de 1943, sobre la costa norte de la Colombia, en el seno de una familia humilde y disfuncional. Comenzó su carrera criminal como carterista en su adolescencia y también se prostituyó.

Se casó con Carlos Trujillo,quien fue su primer marido y con quien tuvo tres hijos: Dixon, Uber, y Osvaldo.

En la década de 1970, Blanco y su segundo esposo, Alberto Bravo, emigraron a los Estados Unidos, con domicilio la ciudad de Queens, Nueva York, Estableciendo un negocio de cocaína importante en dicho lugar. Tuvo un cuarto hijo, al que llamó Michael Corleone por su obsesión y admiración a la cinta “The Godfather” de Francis Ford Coppola.

A mediados de los 70 fue acusada en un caso de tráfico de cocaína y se convirtió en prófuga de la justicia. Estuvo en Miami, Florida, donde según el documental, fue figura central de las guerras de la cocaína entre colombianos y cubanos.
Blanco, fue una de las cabecillas del cartel de Medellín y fue la “madrina” del “zar de la cocaína” Pablo Escobar. En la serie “Pablo Escobar: El Patrón del Mal”, es interpretada por la actriz Luces Velásquez.

En la información confidencial de la DEA, desde la década de los 70 Blanco aparecía como una “amenaza” para los EEUU. Su negocio creció y se convirtió en  una traficante colombiana importante.

“En la cultura latina profunda no es muy común que una mujer sea la cabeza de su propia organización, así que supongo que habrá sido una mujer malvada”, confiesa un agente de la DEA en el documental de  Corben.

“Griselda debía demostrarle a los colombianos que valía la pena mantener los negocios con ella. Le gustaba que la gente le temiera.  Era decadente e hipocondriaca”, según confesiones del documental.


El autor

Gisela Orozco es la editora de entretenimiento Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.