Campañas en la recta final por los votantes indecisos y los estados clave

Por en EEUU 09/24/12 4:53pm
Paul Ryan, candidato republicano a la vicepresidencia de EEUU, inició este lunes una gira de tres días por Ohio, un estado clave para el 6 de noviembre. ALEX WONG | GETTY

WASHINGTON - El compañero de fórmula de Mitt Romney, Paul Ryan, comenzó este lunes una gira de tres días en autobús por Ohio, un estado clave para las esperanzas de los republicanos de acceder a la Casa Blanca.

Ohio y Florida son vistos como los dos mayores campos de batalla en 2012 y, tras realizar un puñado de eventos en Florida la semana pasada, Romney se unirá a Ryan el martes para completar el tour en Ohio (Medio Oeste).

“Este es el punto de partida”, dijo a una multitud que esperaba a Ryan en Lima, el jefe del Comité Nacional Republicano, Reinc Priebus, afirmando de esta manera la importancia de Ohio para su partido.

Este estado es visto como un desafío ineludible para Romney: Ningún republicano resultó electo presidente sin ganar las elecciones en Ohio.

El mandatario aventaja a Romney en Ohio, 51%-46%, según una encuesta conjunta del diario “Cincinnati Enquirer” y “Ohio Newspaper Organization”.

Aunque esa ventaja está dentro del margen de error, la encuesta deja en claro que Ohio es un campo de batalla, cuando queda poco para que comience el plazo para el voto por adelantado, el próximo 2 de octubre.

Romney fue criticado en los últimos días por pasar más tiempo en reuniones para recaudar fondos que en actividades de campaña pública. Sin embargo, entrevistado en ABC News este lunes, dijo que él y Ryan estaban “muy ansiosos por salir y hablar con tantas personas como podamos”. Será la primera vez que aparezcan juntos en un evento desde el 1 de septiembre.

Romney, ávido del voto de la clase media, arremetió el lunes en Colorado contra la gestión económica de Obama.

En declaraciones a los periodistas que viajan con él, Romney afirmó que Obama “está tratando de engañar a la gente” sobre sus ideas, pero que “eso se acabará en los debates” presidenciales, el primero del cual se llevará a cabo en Denver el 3 de octubre.

Respuesta demócrata
La Casa Blanca consideró este lunes “desesperadas y ofensivas” las críticas de los republicanos a Barack Obama por su consideración de que las protestas antinorteamericanas, en las que murió el embajador de Estados Unidos en Libia, eran “obstáculos en el camino”.

Los opositores del presidente también le llamaron la atención, en un ambiente preelectoral políticamente tenso, por referirse a las advertencias del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sobre Irán como un “ruido”.

La relación Obama-Netanyahu no es la mejor y no se reunirán en forma bilateral en ocasión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York esta semana.

El rival de Obama en la próxima elección presidencial, el republicano Mitt Romney, dijo también en una entrevista con “60 mminutos” que la postura estadounidense ante Israel es un error.

Obama dijo el domingo en una entrevista con el programa 60 Minutos de la cadena CBS que habría “obstáculos en el camino” tras la Primavera Árabe, mientras las naciones dominadas por el Islam y antes gobernadas por dictadores evolucionan.

En su intento por descontar la ventaja que Obama lleva en las encuestas en lo que atañe a la política exterior, los republicanos atacaron inmediatamente al presidente, sugiriendo que estaba quitándole importancia a la muerte de los cuatro estadounidenses en el consulado de Bengasi, en Libia.

“Esa afirmación es desesperada y ofensiva”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

“El presidente se refería a las transformaciones en la región, a este proceso que comenzó recién hace menos de dos años (…), con transformaciones notables en los países de la región”, aseguró.

“Esa transformación no ocurrirá de la noche a la mañana, y enfrentará problemas en el camino, como hemos visto”, agregó Carney.