Obama y Romney ante el veredicto de los votantes

Por en EEUU 11/6/12 6:00 PM

Por John Whitesides

WASHINGTON D.C. — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el republicano Mitt Romney enfrentarán el veredicto de los votantes el martes después de una campaña larga y amarga hacia la Casa Blanca, con las encuestas mostrándolos empatados en una elección que se decidirá en un puñado de estados clave.

Al menos 120 millones de estadounidenses se espera que voten para dar a Obama un segundo mandato o reemplazarlo con Romney. Su decisión fijará el rumbo del país durante cuatro años respecto a gasto, impuestos, salud y desafíos de política exterior como el ascenso de China y las ambiciones nucleares de Irán.

Las encuestas nacionales de opinión muestran que Obama y Romney están en un empate virtual, aunque el mandatario demócrata tiene una ligera ventaja en varios estados decisivos -especialmente Ohio-, lo que podrían darle los 270 votos electorales que necesita para ganar.

Romney, el ex jefe multimillonario de un fondo de capital privado, sería el primer presidente mormón y uno de los estadounidenses más ricos que ocupa la Casa Blanca. Obama, el primer presidente negro, está compitiendo para ser el primer demócrata en ganar un segundo mandato desde Bill Clinton en 1996.

Impulsada por un gasto récord en anuncios negativos, la batalla entre ambos hombres se centró principalmente en la débil recuperación económica y un desempleo persistentemente alto, pero a ratos se volvió personal.

Los centros de votación comenzarán a cerrar sus puertas en Indiana y Kentucky a las 6 pm hora del este del martes, con la votación terminando en todo el país durante las próximas seis horas.

La carrera muy reñida hace temer un desenlace similar a la controvertida elección de 2000, que fue decidida por la Corte Suprema de Estados Unidos. Ambas campañas han reunido equipos jurídicos para hacer frente a posibles problemas de votación, desafíos o recuentos.

El equilibrio de poder en el Congreso también estará en juego el martes, con carreras que podrían afectar el resultado de las negociaciones sobre el “abismo fiscal” de recortes de gastos y aumentos de impuestos que entrará en vigencia a fines de año a menos que se alcance un acuerdo.

Los demócratas de Obama se espera que mantenga su estrecha mayoría en el Senado, mientras que los republicanos de Romney conservarían el control de la Cámara de Representantes.