Ventas al menudeo en EEUU bajan y persiste desconfianza por ‘abismo fiscal’

La tormenta también probablemente afectó las ventas de tiendas de ropa, que cayeron 0.1% tras subir 0.4% el mes previo. ARCHIVO GETTY

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON — Las ventas minoristas de Estados Unidos bajaron en octubre por primera vez en tres meses debido a que la enorme tormenta Sandy frenó las ventas de automóviles, lo que sugiere una pérdida de impulso en el gasto a comienzos del cuarto trimestre.

Otros datos divulgados el miércoles mostraron poca inflación, con una baja de los precios al productor en octubre por primera vez desde mayo. Eso da a la Reserva Federal espacio para mantener su política monetaria ultra expansiva, que busca revitalizar a la economía local.

Las ventas minoristas cayeron 0.3% el mes pasado tras un aumento del 1.3% en septiembre, dijo el Departamento de Comercio. Economistas prevenían una baja de las ventas minoristas del 0.2% para octubre.

El informe de ventas minoristas ofreció una lectura temprana sobre el impacto de Sandy en la economía estadounidense. Su impacto total seguramente se hará sentir en el dato de noviembre.

Analistas estiman que Sandy, que golpeó a la densamente poblada Costa Este y provocó daños por hasta 50,000 millones de dólares, podría haber restado hasta medio punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB) del cuarto trimestre. Prevén que la economía compense cualquier actividad perdida a comienzos de 2013.

“Eso volverá en el primer trimestre. El gasto en reconstrucción se filtrará gradualmente en números de crecimiento durante varios trimestres”, comentó Julia Coronado, economista jefe para Norteamérica en el banco BNP Paribas, en Nueva York.

Pero mucho de eso dependerá de si se puede evitar un alza automática de impuestos y recortes de gastos del Gobierno que restarán cerca de 600,000 millones de dólares a la economía el próximo año si el Congreso no actúa. El denominado “abismo fiscal” ha erosionado la confianza empresarial.

Los mercados financieros estadounidenses no reaccionaron mayormente a los datos. Wall Street subió en la apertura debido a que las sólidas ganancias del referente tecnológico Cisco impulsaron la confianza.

Las ventas de vehículos motorizados bajaron 1.5%, la mayor caída desde agosto del año pasado, tras subir 1.7% en septiembre. Fabricantes de automóviles han culpado a Sandy por la caída en las ventas y prevén una recuperación en noviembre.

Excluyendo los autos, las ventas minoristas operaron sin cambios el mes pasado tras subir 1.2% en septiembre.

La tormenta también probablemente afectó las ventas de tiendas de ropa, que cayeron 0.1% tras subir 0.4% el mes previo.

Las ventas de materiales de construcción retrocedieron sorpresivamente 1.9%, en contra de expectativas de un alza debido a compras previas a la tormenta. Las ventas de materiales de construcción y de equipamiento de jardín aumentaron 2.1% en septiembre.

Las ventas en estaciones de servicio subieron sorpresivamente 1.4% el mes pasado. Se esperaba que las ventas de gasolina mostraran alguna debilidad debido a una reducción de los precios del combustible durante el mes. Excluyendo a la gasolina, las ventas minoristas registraron su mayor caída desde mayo de 2010.

En forma separada, el Departamento del Trabajo dijo que su índice desestacionalizado de precios al productor cayó 0.2% el mes pasado, su primera baja desde mayo, tras subir 1.1% en septiembre.

Economistas preveían que los precios en granjas, fábricas y refinerías subirían 0.2% el mes pasado.

Los precios mayoristas, excluyendo los volátiles costos de los alimentos y la energía, también cayeron 0.2%, el mayor retroceso desde octubre de 2010, tras permanecer planos en septiembre. Economistas esperaban que los precios al productor subyacentes subieran 0.1%.

El tono benigno del informe de inflación mayorista debería dar a la Fed espacio para mantener un ambiente de bajas tasas de interés. La inflación al consumidor es actualmente de cerca de la meta de la Fed de 2%.

El banco central estadounidense lanzó en septiembre una tercera ronda de compras de activos, comprometiéndose a comprar 40,000 millones de dólares mensuales en activos respaldados por hipotecas hasta que haya una mejoría sostenida en el mercado laboral.

La Fed espera que esas compras reduzcan los costos de lcrédito.

Además de la tormenta Sandy, el informe de ventas minoristas remarcó la debilidad de la demanda interna.

Las llamadas ventas minoristas subyacentes, que excluyen automóviles, gasolina y materiales de construcción, cayeron 0.1%o en octubre tras subir 0.9% en septiembre.


El autor

Reuters es agencia de noticias Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.