FARC decreta cese el fuego al iniciar diálogo de paz con el gobierno

La guerrillera holandesa de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Tanja Nijmeijer, alias "Alexandra" y "Eileen", llega al Palacio de las Convenciones de La Habana, donde se llevarán a cabo las convesaciones entre la guerrilla y el gobierno colombiano. ALEJANDRO ERNESTO | EFE

COLOMBIA - La guerrilla de las FARC decretó un cese al fuego unilateral de dos meses a partir de la medianoche de este lunes, antes de iniciar en La Habana las conversaciones de paz con el Gobierno de Colombia, anunció su segundo jefe, Iván Márquez.

“Acogiendo el clamor de los más diversos sectores del pueblo colombiano (el secretariado de las FARC) ordena a las unidades guerrilleras en toda la geografía nacional el cese de todas las operaciones militares ofensivas contra la fuerza pública”, dijo un comunicado leído por Márquez.

A continuación, se reproduce textualmente el comunicado de las guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el que ordenó un cese unilateral del fuego por dos meses desde el martes para facilitar la negociación de paz con el Gobierno colombiano.

El comunicado fue leído a periodistas en La Habana por Iván Márquez, jefe negociador de la delegación de las FARC, justo antes de iniciar formalmente el diálogo con el que buscarán poner fin al conflicto interno colombiano de cerca de cinco décadas.

“El Secretariado de las FARC-EP, acogiendo el inmenso clamor de paz de los más diversos sectores de los pueblos colombianos, ordena a las unidades guerrilleras en toda la geografía nacional el cese de toda clase de operaciones militares ofensivas contra las fuerzas públicas y los actos de sabotaje contra la infraestructura pública o privada durante el período comprendido entre las 00.00 horas del día 20 de noviembre del 2012 hasta las 00.00 horas del 20 de enero del 2013″.

“Esta decisión política de las FARC-EP es una contribución decidida a fortalecer el clima de entendimiento necesario para que las partes que inician el diálogo alcancen el propósito deseado de todos los colombianos”.

“Es una muestra más de nuestra voluntad para un medioambiente político propicio para el avance de las conversaciones en aras de alcanzar el compromiso de abordar un verdadero tratado de paz que ponga fin al conflicto social y armado, como es el anhelo de la mayoría de los colombianos”.

“La determinación de las FARC-EP en el inicio de los diálogos de paz será en el ocaso de un año en el que de la Casa de Nariño y del Congreso de la República se ha incrementado la guerra económica contra el pueblo. Desventurado ha sido el 2012 para los colombianos que sufren las consecuencias de esta política y justo sería que en tiempos de Navidad el régimen de Juan Manuel Santos y las clases dominantes anuncien el cese de la guerra social impuesta con sus reformas y leyes de miseria y hambre”.

“El fuego de la acumulación capitalista de la concentración y la centralización de la riqueza y del ingreso, del despojo del territorio, de la marginalidad social, de la persecución, la represión y el desangre de los pobres, debe parar poniendo freno a los proyectos de ley e iniciativas que benefician a las transnacionales a costa de los intereses del país”.

“No más privatización de la propiedad estatal y de la función publica, no más favorecimiento del negocio financiero, no más ampliación de la base gravable, no más precarización laboral y pensional, no más recortes a la inversión social”.

“¡Alto al fuego y a las hostilidades gubernamentales!”

“El pueblo tiene derecho a tomar la palabra en la mesa de conversaciones para trazar el destino de Colombia”.

Firmado por Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP, montañas de Colombia, noviembre 19 del 2012.


El autor

Agencias es contribuidor Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.