Imágenes de la celebración de ‘Thanksgiving’

Por en Chicago 11/22/12 2:37 PM
Desfile de Acción de Gracias sobre la calle State, en Chicago. HOY.

La celebración del Día de Acción de Gracias es una fiesta familiar, de mucha alegría y comida, en la que se percibe una mezcla de la nostalgia por el agradecimiento y la alegría por el inicio de la temporada navideña.
En los hogares estadounidenses las familias se reúnen para convivir, sirven a la mesa el tradicional pavo relleno, acompañado con puré de papa, pie de calabaza, y una infinidad de platillos, de acuerdo al grupo étnico, por ejemplo, mientras los mexicanos lo acompañan con salsas picantes, los puertorriqueños lo hacen con arroz con gandules.
El tradicional Thanksgiving Parade, con personajes de dibujos animados saludando entre los rascacielos y algunas de las mejores bandas de las escuelas marchando es parte del festejo en ciudades como Chicago y Nueva York, cada tercer jueves de noviembre.
A diferencia de otros años, el festejo en Chicago -que en esta ocasión cumple 79 años- no estuvo acompañado ni de lluvia, ni de nieve, ni de frío; con temperatura oscilando en los 50 grados Fahrenheit, miles de espectadores disfrutaron del paso de carros alegóricos, grupos de baile, bandas de música, bomberos, marinos y escoltas de diversas escuelas.
Joel Castillo, residente de Cicero, y su familia se levantaron de madrugada, a las 6:30 ya estaban en primera fila en la esquina de State St. y Madison St, para disfrutar del evento. Los Castillo, originarios de Coahuila, México, acostumbran acudir al evento.
“Venimos a celebrar el Día de Dar Gracias”, comentó Leslie Zarate de 8 años, integrante de la familia.
Rosa Carrasco viajó desde Bolingbrook con sus hijos Mayra, Karen y Carlos, para ver el desfile, luego paseó un rato por el centro de Chicago y regresarían para cenar con su hermana pavo, jamón horneado y algunos postres.
“Es el día de dar gracias por la vida, porque tenemos salud, y trabajo”, dijo Carrasco. “Y porque podemos reunirnos con la familia, comer y dar las gracias juntos”, agregó su hijo Carlos, de 13 años.
Para Victor Soria, director del Ballet Folklórico Nacional de Chicago, la experiencia de compartir la cultura mexicana a través de bailes y trajes típicos a lo largo del desfile es algo que “debo agradecer”.
La multitud se fascinó con la presencia de globos gigantes de Tom y Jerry; El Pavo; la Galleta de Jengibre; Super Ratón, pero el punto culminante fue la aparición de Santa Claus al final del recorrido, que dejó la sensación de que la temporada navideña ya empezó.