Propuesta republicana para los 'dreamers' no incluye camino a la ciudadanía

La propuesta republicana beneficiaría a jóvenes sin antecedentes criminales, menores de 28 años y que llegaron a EEUU antes de los 14. ROBYN BECK | GETTY

CHICAGO - Definir la propuesta republicana para que los “dreamers” en EEUU legalicen su estatus es, como diría el gran Mario Moreno “Cantinflas”, ver a alguien que “puede, pero como que no quiere”, o viceversa.

El primer paso ya lo dieron. Fueron los senadores John McCain (Ariz.), así como Kay Bailey Hutchison (Tex.) y Jon Kyl (Ariz.), quienes por cierto van de salida.

Los requisitos que impondrían serían básicamente los mismos que el Dream Act: Cursar estudios universitarios o enlistarse en las Fuerzas Armadas. La diferencia: Que no incluye un camino a la ciudadanía.

La propuesta republicana ocurre justo después de la sorpresa que se llevaron en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre, cuando incluso perdieron bastiones como Ohio y Florida, y ante llamados, desde dentro del mismo partido, para que suavicen su postura sobre los indocumentados.

Y como “el interés tiene pies”, ni tardos ni perezosos buscan ahora congraciarse con el voto latino. Sin embargo, estas propuestas poco o nada los ayudarán.

Para ganar el voto latino necesitan, precisamente, que esos nuevos residentes se naturalicen y voten. Si su propuesta no incluye un camino a la ciudadanía, difícilmente lo lograrán.

Para el representante federal Luis Gutiérrez, quien este martes asistió a una ceremonia de naturalización en el Concejo Municipal de Chicago, la ciudadanía es el “cimiento de nuestro sistema migratorio” y se comprometió a no apoyar una reforma migratoria que no incluya ese beneficio.

Desde su punto de vista, lo que ocurra en la siguiente sesión de veto del Congreso será “para ponerse en forma” de cara a un “verdadero debate sobre la reforma migratoria” una vez que juramente en enero la próxima sesión legislativa.

Por la propuesta republicana, pareciera que no aprendieron la lección. Difícil resulta creerle a Huthison y Kyl cuando dicen que su propuesta, llamada Achieve Act, no es en respuesta a los resultados de las pasadas elecciones.

Su argumento es, según dijeron a The Washington Post, el resultado del trabajo de un año y como alternativa al Dream Act. La idea, dicen, es permitir que los “dreamers” se queden en el país, pero “sin colarse en la fila para obtener la ciudadanía”.

Mal augurio, me parece, para cuando la medida se someta a votación. Y para ellos también, pues dicen no estar muy optimistas sobre las posibilidades de que se apruebe en el Congreso, sobre todo porque primer deberá resolverse el “precipicio fiscal” y eso ocuparía toda la sesión de veto.

En resumen, la propuesta republicana contempla otorgar visas, primero como permiso de trabajo y luego de cuatro años de residencia permanente, a aquellos menores de 28 años que llegaron al país antes de los 14, que no tengan antecedentes criminales, que se comprometan a no solicitar beneficios gubernamentales de ningún tipo, que cursen estudios universitarios o se enlisten en las Fuerzas Armadas.


El autor

Octavio López es Breaking News Center Editor Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.