Con gran hermetismo, Hugo Chávez vuelve a Cuba para nuevo tratamiento

La presencia en Cuba del mandatario venezolano Hugo Chávez fue hecha pública a través de Granma, el diario oficial del Partido Comunista en la isla. EFE

LA HABANA — El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, está de nuevo en Cuba, donde llegó con más hermetismo del habitual, para recibir sesiones de oxigenación hiperbárica, un tratamiento especial recomendado por sus médicos.

Por primera vez desde que Chávez comenzó en 2011 sus idas y venidas a la isla para tratarse el cáncer y someterse a revisiones, en Caracas no se informó el martes del momento de su partida ni se divulgaron imágenes, a diferencia de otras despedidas, algunas con multitudinarios recorridos hasta el aeropuerto.

En Cuba este miércoles se supo que el presidente de Venezuela ya está en la isla por medio de la escueta nota de un párrafo que publica en portada Granma, el diario oficial del Partido Comunista (PCC).

“El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, llegó a esta capital por vía aérea al filo de la madrugada de hoy con el propósito de continuar el tratamiento médico que sigue, como parte del proceso de fortalecimiento de su salud, que comprenderá varias sesiones de oxigenación hiperbárica”, reza el texto.

El resto de los medios cubanos, todos controlados por el Estado, se han limitado a repicar ese mismo comunicado.

Tampoco en la mayor de las Antillas se han difundido hasta el momento fotografías ni imágenes televisivas de la llegada de Chávez ni se sabe si el presidente Raúl Castro fue a recibirlo al aeropuerto de La Habana, como ha hecho habitualmente el gobernante cubano en las constantes visitas médicas de su aliado.

La vuelta a Cuba del mandatario venezolano se produce seis meses después de su última estancia en La Habana para culminar un tratamiento de radioterapia.

Ha pasado casi un año y medio desde que Chávez entró en un quirófano de La Habana en junio de 2011 por un absceso pélvico que tuvo un diagnóstico adverso, aunque pasado ese tiempo se mantiene el misterio sobre el tipo de cáncer del presidente venezolano y la zona concreta en la que se localiza.

Desde entonces, Chávez ha regresado a Cuba en más de diez ocasiones para volver a operarse dos veces más, seguir tratamientos de quimioterapia, ciclos de radioterapia y someterse a revisiones.

En los últimos meses, el mandatario de Venezuela ha declarado haberse recuperado del cáncer y encontrarse bien de salud.

Ahora -en el que es su primer viaje al exterior desde que revalidó su mandato el 7 de octubre-, Chávez se someterá a sesiones de “oxigenación hiperbárica”, según desveló en la solicitud que hizo al Parlamento venezolano para poder ausentarse del país más de cinco días como obliga la constitución del país sudamericano.

En los últimos tiempos, el presidente de Venezuela ha reducido al mínimo su exposición pública: hace casi dos semanas que no aparece en televisión y su última aparición en persona se remonta a más de 50 días, cuando se le vio en el Balcón del Pueblo del Palacio de Miraflores para celebrar su éxito electoral en las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

La Venezuela de Hugo Chávez es un vital aliado político de Cuba y su mayor socio comercial.

Venezuela provee a Cuba de 100,000 barriles de crudo diarios que la isla paga en parte con servicios médicos, educativos y deportivos.

La nueva estancia de Chávez en la isla, cuya duración también se desconoce, coincide con la celebración en La Habana de los diálogos de paz de Colombia, en los que participan negociadores del presidente Juan Manuel Santos y representantes de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Venezuela, junto a Chile es uno de los países “acompañantes” de ese proceso, mientras que Cuba y Noruega ejercen como “garantes” del diálogo.


El autor

Agencia EFE es agencia de noticias Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.