Arrestos en redada por ‘enfoque renovado’ de ICE en los lugares de trabajo

Por en Chicago 11/30/12 2:06pm
Foto de archivo del operativo nacional "Cross Check", en marzo de 2012. Foto cortesía de lCE

Un grupo de defensor de los derechos de los inmigrantes encabezados por el reverendo José Landaverde abogaba el viernes por la liberación de 34 personas arrestadas por autoridades federales el jueves en la fabrica “Chicago Pallets Service Inc”, en Elk Grove Village, Illinois.

El reverendo José Landaverde, de la Misión Nuestra Señora de Guadalupe, en La Villita, se reunió con las familias de los detenidos y abogaba por la liberación en las oficinas centrales del Buró de Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE) en el centro de Chicago.

De acuerdo con esa agencia federal, agentes de ICE y de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) ejecutaron órdenes federales de cateo el contra los propietarios de la fabrica, el 29 de noviembre pasado, en los poblados de Maywood, y Elk Grove Village, en Illinois; como parte de una investigación penal en sitios de trabajo.

“Durante el cateo, agentes de HSI detuvieron a 34 personas por violaciones administrativas de inmigración. La investigación continúa”, indicó ICE en un comunicado.

Landaverde dijo que es injusto que a unos días que la comunidad hispana le entregó el triunfo de la reelección al presidente Barack Obama éste “continúe separando y atacando a nuestras familias”.

Gail Montenegro, portavoz de ICE en la región de Chicago dijo el viernes  que las autoridades federales continuaban procesando y entrevistando a los detenidos.

Montenegro indicó que los 34 arrestados son hombres, 33 son mexicanos y uno es guatemalteco. También mencionó que dos de los 34 fueron liberados ayer “por razones humanitarias”.  Y dijo que a otro le fueron asignadas fianzas. Y mencionó que el resto seguía bajo custodia porque habían sido deportados con anterioridad, o porque tenían órdenes de deportación pendientes; o porque estaban siendo siendo procesados.

En un comunicado ICE aclaró que el operativo “refleja un enfoque renovado contra extranjeros criminales y empleadores que violan las leyes del país al contratar a sabiendas que sus trabajadores son ilegales”.

“Debe aplicarse una estrategia efectiva y completa en los lugares de trabajo contra los empleadores que contratan a sabiendas que los trabajadores son ilegales; con el fin de reducir la demanda de empleo ilegal y proteger las oportunidades de empleo para personas con estatus legal”, agregó ICE en el comunicado.

Y también dijo que ICE añadió que las autoridades federales realizan investigaciones cuidadosas basados en denuncias de delitos como explotación de los trabajadores, fraude o tráfico de documentos. El comunicado agrega que HSI utiliza todas las herramientas disponibles para disuadir a los empleadores de contratar mano de obra ilegal.

La falta de conversaciones sobre inmigración en Washington puede considerarse grave cuando al mismo tiempo están arrestando y deportando a los trabajadores que se beneficiarían de la reforma de inmigración, indicó el grupo en un comunicado. “Las conversaciones sobre una reforma migratoria deben incluir una orden ejecutiva del presidente Barack Obama de una moratoria inmediata a las redadas y deportaciones”, agregaron los activistas.