Inmigrantes arrestados por ICE saldrían con fianza

Por en Chicago 12/3/12 4:29 PM

CHICAGO – Silvia Guerrero cuenta que fue puerta por puerta para que la gente votara para reelegir al presidente Barack Obama, y dice que nunca imaginó que a menos de un mes de celebrar esa victoria, tendría que pedir al Buró de Vigilancia de Inmigración y Aduanas (ICE) que libere a su esposo y a su hijo.
Su esposo Moisés Torres, de 64 años, y su hijo Omar Torres, de 31, se encuentran entre los 34 inmigrantes arrestados por autoridades federales en un operativo realizado el jueves de la semana pasada en dos instalaciones de la empresa Chicago Pallets Service Inc.
ICE dijo que sus agentes, en coordinación con oficiales de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), ejecutaron órdenes federales de cateo en contra de los propietarios de la fábrica el 29 de noviembre en los poblados de Maywood y Elk Grove Village, Illinois, como parte de una investigación penal en sitios de trabajo.
Durante el cateo, agentes de HSI detuvieron a 34 personas por violaciones administrativas de inmigración, informó la agencia.
Gail Montenegro, portavoz de ICE en la región de Chicago, indicó que todos los arrestados son hombres, 33 mexicanos y uno guatemalteco.
ICE también mencionó que el mismo jueves dos de los 34 fueron liberados bajo palabra “por razones humanitarias”; otros dos cuentan con órdenes de deportación y permanecerán bajo custodia, al igual que otras dos personas que fueron deportadas con anterioridad y reingresaron. A otros 25 se les asignó una fianza y al cierre de esta edición otras tres  personas más eran procesadas y probablemente se les asignaría una fianza.
Así como “ICE puede optar por discreción fiscal en ciertos casos, la agencia también puede emprender medidas contra individuos y establecer vínculos según nos lo permitan nuestros recursos. ICE determina estas acciones en base a casos individuales”, indicó la agencia federal.
Susana Torres y sus hijos Jesús, de 7 años, e Ixtel, de 5, esperaban el lunes frente al edificio de ICE, 101 W. Congress Pkwy., a que Omar, su esposo y padre de los niños, fuera procesado. Con dinero en la mano rezaban para que se le fijara una fianza.
Susana contó que en una llamada telefónica que su esposo le hizo el lunes, le dijo que lo estaban confundiendo con otra persona y le buscaban tatuajes que no tenía.
Un grupo defensor de los derechos de los inmigrantes encabezados por el reverendo José Landaverde, de la Iglesia Anglicana Nuestra Señora de Guadalupe, y por los activistas Emma Lozano y su esposo el reverendo Walter Slim, de Centro Sin Fronteras, intercedían ante las autoridades.
En un comunicado, ICE señaló que el operativo “refleja un enfoque renovado contra extranjeros criminales y empleadores que violan las leyes del país al contratar a sabiendas que sus trabajadores son ilegales”.
“Debe aplicarse una estrategia efectiva y completa en los lugares de trabajo contra los empleadores que contratan a sabiendas que las personas son ilegales; el fin es reducir la demanda de empleo ilegal y proteger las oportunidades de empleo para personas con estatus legal”, agregó ICE.
Las conversaciones sobre una reforma migratoria deben incluir una orden ejecutiva del presidente Barack Obama de una moratoria inmediata a las redadas y deportaciones”, agregaron los activistas.