El 80% de detenidos en acciones contra el crimen en México está en libertad

Por en Mundo 12/3/12 12:52pm
A la mayoría de ellos no se les pudo acreditar responsabilidades penales graves, por lo que enfrentan procesos judiciales en libertad. LUIS ACOSTA | GETTY

CIUDAD DE MÉXICO — El 80% de los 623,213 detenidos en los operativos contra el crimen organizado y el narcotráfico realizados en México durante la Presidencia de Felipe Calderón (2006-2012) está libre definitiva o provisionalmente, según datos de la Fiscalía publicados este lunes por el diario Excélsior.

En respuesta a una solicitud de información realizada por el rotativo mexicano, la Procuraduría General de la República (PGR) precisó que del total de detenidos, 498,570 fueron puestos en libertad bien por falta de pruebas o porque enfrentan proceso penal bajo caución (libertad provisional).

Además, la PGR confirmó que solo 5,608 de los capturados están “plenamente identificados” con alguna organización criminal o cártel del narcotráfico, mientras que los demás detenidos por algún ilícito del tipo federal presuntamente no están relacionados con los grupos criminales.

Así, a la mayoría de ellos no se les pudo acreditar responsabilidades penales graves, por lo que enfrentan procesos judiciales en libertad, pese a haber sido arrestados en algún operativo de las fuerzas de seguridad donde había droga, armas de fuego o se encontraban con algún grupo criminal.

En otros casos fueron detenidos operadores de las organizaciones criminales por delitos graves, pero los jueces los dejaron en libertad por considerar que el Ministerio Público federal no aportó suficientes pruebas para consignar al presunto delincuente a un juzgado.

La cifra de las Fiscalía incorpora las detenciones realizadas por la Policía Federal, así como el Ejército y la Marina, instituciones que Calderón involucró en la lucha frontal contra el crimen organizado que lanzó al inicio de su mandato en diciembre de 2006.

Calderón, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), entregó el sábado la Presidencia a Enrique Peña Nieto, lo que supuso la vuelta al poder del Partido Revolucionario Institucional, que lo ejerció ininterrumpidamente desde 1929 y hasta 2000.