Mancera asume como jefe de gobierno del DF y promete más seguridad

Por en Mundo 12/5/12 4:36pm
Miguel Ángel Mancera (izq.), ex fiscal capitalino, reemplaza desde ayer a Marcelo Ebrard como jefe de gobierno de la Ciudad de México. ÉDGARD GARRIDO | REUTERS

CIUDAD DE MÉXICO — Miguel Ángel Mancera se convirtió este miércoles en el nuevo jefe de gobierno de la capital mexicana, una de las mayores urbes del planeta, y al asumir el cargo prometió luchar contra la corrupción y tomar medidas para conseguir “más y mejor seguridad” en la ciudad.

Mancera, candidato de la izquierda en las elecciones del 1 de julio pasado, tomó el relevo que le entregó Marcelo Ebrard, que fue jefe de Gobierno del Distrito Federal durante los últimos seis años.

Con la entrega del mando de la capital, Ebrard abrió una nueva etapa en su carrera política para ser designado por la izquierda como candidato presidencial de los comicios de 2018, misión en la que se enfocará desde enero próximo.

El nuevo jefe de gobierno, después de rendir su protesta ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, dijo que a partir de este miércoles encabezaba una “nueva revolución pacífica para alcanzar los grandes cambios inaplazables”.

Mancera, de 46 años, ex fiscal general del Distrito Federal, se convirtió en la máxima autoridad administrativa de la capital mexicana gracias a los votos del 63% del electorado de la urbe, representando a una coalición de izquierdas.

En su mensaje, de 22 minutos, Mancera prometió extender la red de infraestructura de la capital mexicana, ampliar los derechos de sus ciudadanos y aplicar un “mejoramiento constante de la política social”.

La capital mexicana, sede del Gobierno federal y feudo político de la izquierda, tiene casi 9 millones de habitantes, pero si se unen los municipios conurbanos supera los 21 millones, lo que le convierte en la mayor aglomeración urbana de América.

El nuevo alcalde capitalino dijo que durante su gestión buscará dotar a la ciudad de una nueva Constitución, al igual que las que tienen la nación y los 32 estados de México.

Esa carta magna, agregó, permitirá “un nuevo equilibrio constitucional entre la federación y la capital”.

También se mostró dispuesto a colaborar con los gobernadores de los estados del centro de México con el fin de sumarse al programa “escudo centro”, para reducir los delitos y garantizar una mayor seguridad en la región.

Por otra parte, una encuesta reciente indica que Mancera inicia su administración con un amplio apoyo entre la ciudadanía y los líderes de opinión.

El 70% de los ciudadanos encuestados opina que el nuevo Jefe de Gobierno del DF hará un buen trabajo. La encuesta se hizo en vivienda a 855 capitalinos adultos en las 16 delegaciones del DF entre el 29 de noviembre y el 1 de diciembre.

La expectativa de que Mancera hará bien las cosas es compartida por 73% de 107 líderes de opinión, quienes fueron consultados por correo electrónico.

En opinión de los ciudadanos, la prioridad del nuevo Gobierno es crear más empleos, mientras que los líderes opinan que la prioridad debe ser la seguridad pública.

Ambas poblaciones entrevistadas coinciden en que el tema de seguridad pública es, precisamente, el aspecto más fuerte de Gobierno de Miguel Mancera, quien fue Procurador capitalino en la pasada administración.

Lo que más quieren los ciudadanos que mejore con el actual Gobierno es la seguridad pública (76%), seguida del transporte público (72%), las actividades culturales (71%), las vialidades (70%) y la economía (64%).

Ambos sondeos indican que prevalece el optimismo ante el futuro del Distrito Federal con el nuevo Jefe de Gobierno: 72% de los ciudadanos se dijo sentir muy o algo optimista, frente al 19% que se dijo muy o algo pesimista.

Entre los líderes de opinión, el optimismo alcanza 88%, mientras que el pesimismo acerca del futuro del DF es apenas de 12%.

Aunado a las altas expectativas y el optimismo que genera la nueva administración, las encuestas dan cuenta de que Mancera goza de una buena opinión entre los entrevistados: 54% de los ciudadanos opina favorablemente acerca de su persona, y entre los líderes de opinión este porcentaje alcanza el 87%.