Escuelas responden tras masacre en Newtown

Por en Chicago 12/17/12 12:53pm
Autoridades escolares de Chicago revisan sus planes de seguridad tras el mortal tiroteo en Connecticut. ANTONIO PÉREZ/CHICAGO TRIBUNE

El lunes, padres en el área de Chicago se mostraron preocupados al llevar a sus hijos a la escuela luego del tiroteo que dejó a 28 personas muertas, incluidos 20 niños, en un plantel de Newtown, Connecticut.

Al mismo tiempo, autoridades de distritos escolares revisaban sus planes de seguridad para enfrentar y prevenir tragedias similares.

Melissa Tucker, madre de un estudiante de la primaria Friedrich Ludwig Jahn, dijo a la agencia AP, que consideró que su hijo de 9 años se quedara en casa hasta saber si la escuela tomaría medidas de seguridad adicionales, pero al final decidió llevarlo.

Por lo pronto, Tucker dijo que iba a hablar con personal de la escuela.

Precisamente, autoridades de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS)  pidieron a los directores de sus escuelas que revisen sus planes de seguridad, también dijeron que consejeros iban a estar disponibles para hablar con los estudiantes sobre el tiroteo.

Según la agencia, debido a la frecuencia de tiroteos en escuelas del país ha ocasionado que el distrito revise continuamente sus estrategias de seguridad para evitar y responder a este tipo de tragedias.

En el municipio de Riverside, la Policía indicó que oficiales iban a visitar las escuelas para hablar sobre temas de seguridad.

“Queremos asegurar al público, especialmente los niños, y queremos asegurar a los padres que cuidamos de sus hijos, y que deben sentirse seguros en su comunidad”, dijo un teniente a la estación Fox Chicago.

Al norte de Chicago, en el municipio de Mundelein, oficiales estaban haciendo algo similar. Oficiales de ese distrito escolar también pidieron a su personal que revisara sus planes para enfrentar una crisis y que siempre estén vigilantes, además recordaron a la comunidad que nunca tenga la filosofía de que “esto no va a pasar aquí”.

De regreso en Chicago, Frank Mercado dijo que se sintió contento al ver a un oficial de Policía al dejar a su hijo a la escuela primaria Ames.

Fue un símbolo de tranquilidad, dijo el padre a la estación CBS Chicago.

“Lo primero que hice al llegar a casa (tras el tiroteo), fue darle a mis hijos un gran abrazo. (El tiroteo) fue desgarrador”, dijo Mercado.

La masacre a manos del joven Adam Lanza reavivó el debate sobre la armas de fuego en el país.